TRIBUNALES

Las víctimas del 'agente naranja' rociado en Vietnam planean demandar a EE UU

La Cruz Roja explica que estudian en qué tribunal presentar el caso, mientras que las autoridades prefieren que Washington ofrezca ayuda de forma voluntaria

Los vietnamitas afectados por el agente naranja, producto tóxico empleado para la defoliación de las selvas en la guerra de Vietnam, pretenden demandar a Estados Unidos compensaciones por miles de millones de dólares, según han señalado en Hanoi fuentes de la Cruz Roja.

El director de la Cruz Roja en Vietnam, Nguyen Trong Nhan, ha informado que las víctimas estudian en qué tribunal de EE UU presentar el caso, mientras que Vietnam prefiere que Washington ofrezca ayuda de forma voluntaria. "Queremos que EE UU reconozca su responsabilidad. No deberían esperar a una demanda judicial", ha agregado Nhan.

Las declaraciones del representante de Cruz Roja coincidieron con el inicio hoy de una conferencia conjunta Vietnam-EE UU sobre el agente naranja, donde investigadores estadounidenses revelaron la existencia de "una cifra extraordinariamente alta" de dioxina, agente cancerígeno, entre personas nacidas después del cese en el uso del producto de defoliación, hace más de 30 años.

Según Arnold Schechter, de la Universidad estadounidense de Texas, los residentes de la sureña localidad vietnamita de Bien Hoa presentaron cifras de dioxina de hasta 206 veces más altas que las personas que residen en áreas que no fueron rociados con el agente naranja.

Una nueva generación de infectados

"Estamos mostrando que una nueva generación está siendo afectada por el rociado [de agente naranja] que terminó hace décadas", ha señalado Schechter durante la conferencia celebrada en Hanoi.

Las investigaciones de grupos independientes, ha indicado el experto, no han mostrado aún que los residentes de Bien Hoa, donde se produjo uno de los mayores vertidos del producto químico en una antigua base estadounidense, enfermen a causa de la dioxina en el medioambiente.

"Los estudios sobre los efectos en la salud se producirán más adelante", ha afirmado Schechter. Entre 1962 y 1971, aviones de la Fuerza Aérea de EE UU rociaron más de 68.000 metros cúbicos del producto de defoliación sobre el sur de Vietnam en un intento de acabar con el cobijo de la guerrilla comunista en las frondosas selvas del país durante la contienda que acabó en 1975.

Los investigadores relacionan la dioxina con el cáncer, defectos corporales en recién nacidos, daños en el hígado y los sistemas inmunológicos, abortos y enfermedades cutáneas. Vietnam calcula que al menos un millón de personas padecen de enfermedades vinculados con el agente naranja, entre ellos unos 150.000 recién nacidos con malformaciones.

Aunque EE UU gasta millones de dólares anuales para compensar a los veteranos de Vietnam, rechaza tratar sobre compensaciones a los vietnamitas tras alegar carencia de pruebas en la relación entre el rociado y las enfermedades.

Washington rechaza los estudios realizados por el Gobierno comunista debido a que Hanoi se niega a permitir que investigadores independientes verifiquen esos resultados. La conferencia de Hanoi es la primera tras las negociaciones entre ambos gobiernos el año pasado para respaldar investigaciones conjuntas sobre los efectos del agente naranja.

Otras noticias

Un niño, víctima del arma tóxica, desayuna en el hospital Ho Chi Minh. / REUTERS

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana