Selecciona Edición
Iniciar sesión
LA NUEVA FAMILIA

El Congreso aprueba la ley del matrimonio homosexual

España se convierte en el cuarto país del mundo en reconocer este derecho.- La Cámara Alta levanta el veto que el PP forzó en el Senado

El Congreso de los Diputados ha aprobado definitivamente la modificación del Código Civil que permitirá contraer matrimonio a parejas del mismo sexo y que les otorga todos los derechos de las uniones heterosexuales, incluida la adopción. El texto ha recibido el apoyo de la mayoría absoluta de la Cámara, requisito indispensable para salvar el veto que el PP forzó en el Senado la semana pasada.

Claves
LA REFORMA
Un pequeño retoque

TEXTO DE REFERENCIA
La nueva redacción del Código Civil

La ley que permite las bodas gays ha recibido el apoyo de 187 votos (PSOE, Grupo Mixto, Izquierda Verde, ERC, PNV, CC y dos diputados de Convergencia, que tenían libertad de voto, y la ex ministra del PP Celia Villalobos), mientras que en contra se han pronunciado 147 (el Partido Popular y miembros de Unió). Cuatro diputados se han abstenido. La ley entrará en vigor en los próximos días, tan pronto como aparezca publicada en el BOE, posiblemente a principios de la próxima semana. España se convierte así en el cuarto país del mundo en reconocer este derecho, tras Holanda, Bélgica y, desde antes de ayer mismo, Canadá.

El debate previo a la votación ha concluido con una intervención no prevista del presidente del Gobierno. José Luis Rodríguez Zapatero ha destacado que con esta ley se da "estricto cumplimiento de un compromiso electoral" para construir "un país más decente porque una sociedad decente es la que no humilla a sus miembros". El presidente ha añadido la victoria de la reivindicación homosexual "nos hace mejores a todos".

Además, Zapatero se ha referido también a las "personas e instituciones que están en desacuerdo" para expresar su respeto y explicarles que la reforma del Código Civil "ahorra sufrimiento inútil de seres humanos".

Protesta de Rajoy

Acto seguido, el líder de la oposición Mariano Rajoy ha pedido rebatir a Zapatero pero el presidente del Congreso, Manuel Marín, le ha negado la palabra, levantando una sonora protesta en la bancada popular. Marín ha argumentado que, según el Reglamento, el Gobierno puede intervenir en cualquier momento y que, en cambio, sólo se prevé reabrir el debate con la oposición si se hubiera introducido algún "elemento contradictorio" o se hubiera realizado alguna alusión directa. Ninguna de ambas circunstancias se ha producido.

Abriéndose paso en el griterío de los diputados del Grupo Popular ("por la vía del golpetazo y esas expresiones, el resultado será cero", ha advertido), Marín ha llamado a votar "sí" a la modificación o "no" contra ella. Eran necesarios, al menos, 176 votos (la mayoría absoluta de la Cámara) para levantar el veto a la ley que la semana pasada el PP forzó en el Senado. Ha logrado 187, nueve más de los imprescindibles. En contra se han manifestado 147 y cuatro se han abstenido.