Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un estudio revela que los océanos ralentizan el avance del calentamiento global

Diez años de investigación demuestran que los mares absorben los gases de efecto invernadero de forma masiva

Un estudio científico, de más de diez años de duración y publicado en la revista Nature, desvela que los océanos absorben de forma masiva los gases de efecto invernadero. La investigación también ha demostrado que la cadena alimentaria marina depende en gran medida del nitrógeno atmosférico.

El análisis aporta datos que permiten una mayor comprensión del modo en que los organismos en los océanos tropicales obtienen el nitrógeno necesario para vivir. Asimismo, el estudio ayuda a explicar la desaparición de toneladas de dióxido de carbono al día en los océanos que contribuye a ralentizarse el avance del calentamiento global.

Los resultados de esta investigación, dirigida por Douglas Capone, de la Universidad de Carolina del Sur, confirman que ciertos microorganismos acuáticos obtienen del aire enormes cantidades de nitrógeno. Esta sustancia es un elemento fundamental de la vida y un nutriente esencial para el fitoplancton y otras vidas acuáticas, según los expertos.

Desde hace tiempo los biólogos tienen conocimiento de que, a medida de que la materia orgánica se descompone en las profundidades del océano, se va liberando nitrógeno que fluye hacia arriba. Sin embargo, ese nitrógeno que asciende no resulta suficiente para alimentar al enjambre de criaturas que vive junto a la superficie, un misterio que parece resuelto con los resultados de esta investigación.

Datos anteriores hacían pensar que la fijación - proceso por el cual el dinitrógeno, un gas inerte, se transforma en formas químicas tales como el nitrato, un compuesto de nitrógeno y oxígeno- del nitrógeno de la atmósfera tenía efectos mínimos sobre ella.

En su investigación, este equipo de científicos ha estimado la fijación de dinitrógeno mediante una variedad de métodos independientes. Los investigadores comprobaron que el nitrógeno que asciende desde las profundidades marinas lleva suficiente dióxido de carbono para la fotosíntesis del fitoplancton y otros organismos marinos. Sólo la fotosíntesis por la que se obtiene el nitrógeno fuera del océano puede causar una clara retirada de dióxido de carbono del aire, según han concluido los científicos.