Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA REFORMA EDUCATIVA

La plataforma contra la LOE califica de "parches" los cambios introducidos por el Gobierno

Los convocantes de la protesta del 12 de noviembre en Madrid advierten de que si no se incluyen modificaciones sustanciales en la ley volverán a movilizarse

Las organizaciones que convocaron la manifestación contra la Ley Orgánica de Educación (LOE) del pasado 12 de noviembre en Madrid han expresado hoy su insatisfacción con los cambios introducidos por el Gobierno en el texto, que han calificado de "parches", insuficientes, a su juicio, para arreglar una ley "deficiente". La plataforma contra la LOE ha advertido de que si no se incluyen modificaciones sustanciales en el texto y no se logra un pacto de Estado por la educación, volverá a movilizarse.

El presidente de la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos (CONCAPA), Luis Carbonel, ha afirmado en rueda de prensa que las "modificaciones-trampa" del Gobierno se han logrado gracias a la presión que ha ejercido la sociedad, representada en la manifestación del 12 de noviembre. De ahí que estén dispuestos a convocar otra movilización similar de no cumplirse ciertos requisitos.

Según Carbonel, "es necesaria una ley que sea duradera y estable", algo que considera imposible si no hay un pacto de Estado entre los partidos políticos. La asignatura de Religión, el derecho de huelga de los alumnos y la "imposición" de la asignatura "adoctrinante" de Educación para la Ciudadanía son las principales discrepancias de estas organizaciones.

Sin embargo, tampoco están de acuerdo con algunos "parches" introducidos por el PSOE. Respecto al número de plazas públicas y concertadas que deben ofrecerse, consideran que la modificación introducida deja amplio margen a las comunidades autónomas para que establezcan estos cupos.

Según la presidenta de la Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE), Isabel Bazo, esto provocará que la oferta educativa dependa del color político de cada comunidad. "La concertada es la garantía de que los padres puedan elegir realmente en igualdad de condiciones, es decir, de modo gratuito, la educación que prefieren para sus hijos", ha manifestado Bazo.

Respecto al hecho de que el alumno pueda pasar de curso con dos o tres materias pendientes, dependiendo de cuáles sean, opinan que perjudica "la dignificación de la labor docente", ya que privilegia ciertas asignaturas frente a otras que serán consideradas como "marías", según el secretario general de USO-Federación de Enseñanza, José Luis Fernández.

Por otro lado, estas organizaciones piden una ley que garantice la calidad de la educación, estableciendo refuerzos y abandonando la línea pedagógica de la LOGSE, "causante del fracaso escolar".

Respecto a la ausencia en la rueda de prensa de la Federación Española de Religiosos de la Enseñanza (FERE-CECA), Isabel Bazo ha dicho que esta organización "sólo mira por sus propios intereses, es decir, por los de los colegios concertados", mientras que las organizaciones que convocaron la manifestación del 12 de noviembre persiguen "dar satisfacción al conjunto de la sociedad española, incluida la escuela pública".