Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las comunidades del PP ofrecerán una formación cultural común a los alumnos

Los 'populares' impondrán los exámenes de recuperación de septiembre en los cuatro cursos de la ESO en las autonomías donde gobiernan y trabajarán para que el Latín, la Física y la Química "sean asignaturas obligatorias"

Las comunidades autónomas donde gobierna el PP, y en la que estudian alrededor de dos millones y medio de alumnos, firmarán un compromiso para impartir una formación "que favorezca un patrimonio cultural y de conocimientos común", con las peculiariadades de cada autonomía, en el ámbito que les permite la ley, según ha explicado hoy la secretaria de Política Social del partido, Ana Pastor. Además, en dichas autonomías habrá exámenes de recuperación de septiembre en los cuatro cursos de Educación Secundaria Obligatoria.

En una rueda de prensa tras reunirse con los consejeros de Educación del PP, Pastor ha planteado once propuestas al PSOE que las comunidades populares asumirán a partir del día 15, cuando el Pleno del Congreso vote la Ley Orgánica de Educación (LOE), si ésta se mantiene en sus condiciones actuales. Según la responsable de Política Social del PP, su partido pretende así reducir el fracaso escolar y apostar por la calidad de la enseñanza porque la LOE "no garantiza las enseñanzas comunes" en toda España. En todo caso, no ha aclarado si su partido votará en contra del texto el próximo jueves o si se abstendrá.

Pastor ha aludido, sin nombralos, a dos artículos del proyecto. Por un lado, el 6.3, que dice que los contenidos básicos de las enseñanzas mínimas "requerirán el 55% de los horarios escolares" para las CCAA con lengua cooficial y del 65% para aquellas que no lo tengan. Y por otro, el 28.4, que señala que las administraciones educativas "regularán las condiciones para que los centros organicen las oportunas pruebas extraordinarias" de recuperación "en las condiciones que determinen".

Ocho de los puntos pactados por los consejeros del PP pretenden garantizar la calidad del sistema educativo:

1. Estudio de un patrimonio cultural y de conocimientos común en las comunidades donde gobiernan, aunque añadiendo las peculiaridades propias de cada comunidad.

2. Obligatoriedad de establecer exámenes de septiembre en todos los cursos de la ESO.

3. Evaluciones externas del sistema educativo.

4. Esfuerzo para que el Latín, la Física y la Química sean asignaturas obligatorias.

5. Esfuerzo para evitar un "bachillerato a la carta", sino que sirva para preparar a los jóvenes para su vida adulta.

6. Compromiso con la integración de los alumnos con dificultades y puesta en marcha de soluciones específicas de calidad para ellos.

7. Refuerzo de los programas de iniciación profesional y puesta en marcha de vías específicas que permitan y faciliten el acceso de la formación común a la laboral.

Otros cuatro se presentan como de "apoyo a la escuela pública":

8. Refuerzo de las escuela pública en los presupuestos de estas comunidades para "evitar sus debilidades".

9. Revisión de los decretos de derechos y deberes para favorecer un ambiente de estudio y disciplina en las aulas.

10. Puesta en marcha de planes de fomento de la convivencia y prevención de la violencia en las aulas, que estarán funcionando antes del 31 de marzo de 2006.

11. Implantación y desarrollo de una carrera docente de compromiso con los profesores y equipos directivos.