Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La reforma de la Ley del Menor supera su primer trámite en el Congreso al rechazarse el veto de IU

PNV, ERC y EA piden que la Audiencia Nacional no juzgue a menores por 'kale borroka'

El proyecto de reforma de Ley del Menor ha superado hoy su primer trámite en el Congreso de los Diputados después de que el Pleno rechazara la enmienda a la totalidad presentada por el grupo parlamentario de Izquierda Verde (IU-ICV) y de que el PNV, EA y CHA decidieran retirar las suyas al percibir la voluntad de consenso del Gobierno para negociar sus enmiendas parciales.

Las cuatro formaciones citadas consideran que la reforma planteada a la citada ley prima los aspectos punitivos de la norma, frente al interés general del menor y las medidas dirigidas a garantizar su reinserción social.

El proyecto de reforma, defendido desde la tribuna por el ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, plantea, entre otros aspectos, un endurecimiento de las penas por delitos graves, la posibilidad de que los delincuentes juveniles ingresen en prisión al cumplir la mayoría de edad, el fortalecimiento de la protección de la víctima así como medidas específicas contra las bandas juveniles y el acoso escolar.

Sin juicios por 'kale borroka'

Todos los grupos de la oposición han criticado por distintos motivos la reforma que plantea el Gobierno. En este contexto, fueron presentadas enmiendas por ERC, PNV y EA para que la Audiencia Nacional deje de tener competencias en delitos de terrorismo ejercidos por menores.

En esta línea, la diputada Begoña Lasagabaster de EA ha advertido de que en los últimos cinco años sólo se han producido 13 condenas en la Audiencia Nacional por 'kale borroka'. También ha censurado la previsión legal de que los delincuentes vayan a la cárcel al cumplir la mayoría de edad e incluso a los 21 años, al entender que, de esta manera, "no se ayuda en nada al menor" y se frustra la posibilidad de iniciar o continuar el programa de reinserción.

Esquerra Republicana también rechaza esta atribución de competencias a la Audiencia Nacional porque cree que puede ser lesivo para que el menor se someta a una jurisdicción especial. Por otro lado, este grupo es contrario a una nueva reforma de la Ley, ya que en los últimos años ha sido reformada en diversas ocasiones. José Antonio Labordeta, de la Chunta Aragonesista (CHA), ha retirado a última hora su enmienda, aunque señaló la necesidad de "abrir un periodo de reflexión" sobre la efectividad de la norma.

Más protección para las víctimas

El ministro de Justicia ha defendido el proyecto de reforma del Gobierno, explicando que éste afecta a tipos penales específicos "de especial incidencia en la seguridad ciudadana". Según sus datos, el número de causas por delincuencia juvenil ha pasado de 11.000 en 2002 a 22.000 en 2004, "lo que pone de manifiesto que hace falta una reflexión", ha subrayado.

El ministro ha repasado las novedades que incluye la reforma, entre las que figuran la protección de las víctimas de delitos cometidos por menores (personación de la acusación popular); el refuerzo del secretario judicial para la información de las víctimas; la medida de alejamiento; la evitación de la confrontación visual con el supuesto agresor; y la transferencia a un centro penitenciario a los mayores de 18 años de manera excepcional.

También ha destacado las mejoras técnicas: designación de un segundo fiscal, medidas cautelares (de 3 a 6 meses) y extensión del tiempo de prescripción de faltas (de 3 a 6 meses), "para evitar la sensación de impunidad".