Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bélgica autoriza la adopción de niños por parte de parejas homosexuales

El proyecto de ley se aprobó con 34 votos a favor, 33 en contra y dos abstenciones

El Senado belga ha aprobado hoy con un solo voto de diferencia un proyecto de ley que autoriza la adopción de niños por parte de parejas homosexuales. La aprobación del proyecto ha sido muy ajustada, con 34 votos a favor, 33 en contra y 2 abstenciones, según la agencia Belga. La votación de hoy en el Senado es definitiva y cierra un largo y complicado trámite en el Parlamento.

Durante la sesión plenaria previa a la aprobación de la ley, el senador liberal francófono Jean-Marie Cheffert aseguró que el debate sobre la adopción "aún no está maduro".

La ministra de Justicia, Laurette Olkelinx, le respondió que Bélgica ya ha legalizado durante los últimos años el matrimonio homosexual, la eutanasia e incluso el aborto. "El proyecto permite a los niños tener un auténtico estatus indispensable para su desarrollo. Su situación no es vergonzosa", concluyó.

Los senadores socialistas, ecologistas y la mayoría de los liberales flamencos votaron a favor, mientras que a la ley se opusieron los liberales, democristianos, la extrema derecha y un independiente, y se abstuvieron dos liberales flamencos.

Una ley pionera

Bélgica se convirtió en 2003 en el segundo país del mundo (después de Holanda) en legalizar los matrimonios homosexuales, pero hasta hoy no permitía aún la adopción de niños por parte de estas parejas.

En la votación de la ley en la Cámara de Representantes, que tuvo lugar el pasado mes de diciembre, la mayoría obtenida de votos a favor también fue muy reducida. La Cámara aprobó el texto por 77 votos a favor, 62 en contra y siete abstenciones.

En marzo, el proyecto de ley, que garantiza a los niños que viven en el seno de parejas homosexuales los mismos derechos de los que conviven con parejas heterosexuales, fue aprobado por un margen mínimo (nueve votos a favor y ocho en contra) en la Comisión de Justicia del Senado.