Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un argentino con 37 hijos reclama una vasectomía para no seguir procreando

Cleto Ruiz ha tenido hasta siete novias a la vez y vivido durante 14 años con tres mujeres bajo el mismo techo

Cleto Ruiz Díaz se ha hecho popular en su provincia natal, Corrientes, en el noreste de Argentina, por ser uno de los padres más fértiles del país. Con 37 hijos, ha reclamado a la Justicia que le permita someterse a una vasectomía a sus 44 años, pese a que en su provincia está prohibida la intervención. El Parlamento argentino va a dar luz verde a una ley que permita a los hombres y mujeres que lo deseen operarse para anular su capacidad reproductiva.

Cleto no es un superhombre. Se gana la vida como pintor o haciendo "changas" (trabajos temporales) y dice haberse iniciado sexualmente a los nueve años, tenido hasta siete novias a la vez y vivido durante 14 años con tres mujeres bajo el mismo techo.

Actualmente convive con una sola, Isabel, de 29 años, con la que ha tenido ocho hijos, dos de los cuales murieron. "En total son seis los hijos que tuve y fallecieron. Pero lo que le pasó a Cletito, el último, que nació con labio leporino, hizo que dijera "basta, no quiero tener más chicos. Ellos también sufren y los quiero cuidar bien", ha asegurado en declaraciones a la prensa local.

"Mi vida se fue dando así y no es para reirse, porque es muy duro tener que alimentar tantos chicos sin un trabajo digno, abrigándolos con ropa de segunda mano y esperando ayudas del Gobierno que nunca llegan", ha comentado.

Y es que Ruiz Díaz dice que no puede controlarse cuando se enamora de una mujer. Para él, comprar preservativos supondría dejar a su familia "sin un kilogramo de azúcar".

Su actual mujer también ha pedido a la Justicia que le permita someterse a una operación de ligadura de trompas y quizás no tenga que esperar mucho tiempo porque el Parlamento está a punto de aprobar un proyecto en ese sentido.

A finales de junio pasado, la Cámara de Diputados dio luz verde a una iniciativa que habilita a nivel nacional la posibilidad de que hombres y mujeres decidan voluntariamente hacerse una intervención quirúrgica para anular su capacidad reproductiva. El proyecto debe ser discutido ahora por el Senado, aunque se da por descontado que se convertirá en ley antes de finales de año.