Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere en China el único panda blanco y marrón del mundo

La muerte repentina del animal en la madrugada del miércoles ha sorprendido a los cuidadores del zoo

Qin Qin, el único panda blanco y marrón del mundo, murió sin descendencia en un zoológico de la provincia norteña china de Shaanxi, publicó hoy el diario China Daily. La muerte repentina del animal en la madrugada el pasado miércoles ha sorprendido a los cuidadores del zoo, ya que el día antes no mostró ningún síntoma de enfermedad, estuvo jugando como era habitual y comió fruta y pasta de arroz.

Los médicos de la reserva consideran que Qin Qin, macho de 17 años, pudo morir de un edema pulmonar, y han anunciado que le practicarán una autopsia para determinar la causa exacta de su muerte.

Qin Qin, que pesaba 100 kilos y medía 1,72 metros, era hijo de Wan Wan, un panda macho blanco y negro, y Dan Dan, de color blanco y marrón. A pesar de su edad, Qin Qin no se había apareado nunca, por lo que los científicos del Parque de Qinling en Xian se lanzaron el pasado febrero a la búsqueda de una posible "novia" para el raro animal, con la esperanza de que sus descendientes heredaran el gen.

La búsqueda fue infructuosa, por lo que los expertos habían decidido inseminar artificialmente a alguna hembra de otra reserva con el esperma del panda, proyecto que se pensaba llevar a cabo la próxima primavera, periodo de mayor actividad sexual de los pandas.

Según la Administración Forestal Estatal y el grupo ecologista WWF, unos 1.600 osos pandas gigantes, una de las especies en mayor peligro de extinción del planeta, viven en las montañas de la provincia de Sichuan (suroeste) y en los montes Qinling, en la vecina provincia de Shanxi.