Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La NASA encuentra pruebas de que actualmente hay agua en Marte

La presencia de agua líquida podría sustentar el establecimiento de bases humanas en Marte

La NASA ha anunciado que la exploración de la superficie de Marte ha permitido encontrar pruebas de la existencia de agua líquida en ese planeta. Los científicos que han observado en fotografías de alta resolución las imágenes de zanjas en las laderas de cráteres en el hemisferio sur de Marte creen que por ellas ha fluido agua recientemente, según la agencia espacial estadounidense. "Puede ser agua salina, agua que contenga una gran cantidad de sedimentos, agua ácida, no lo sabemos, pero es definitivamente agua, H2O", ha declarado Michael Malin, que preside el laboratorio Malin Space Science Systems de San Diego (EEUU).

"Esto del agua fue, claramente, una sorpresa", ha añadido el científico durante una conferencia de prensa en la sede de la Administración Nacional de la Aeronáutica y el Espacio (NASA). Malin y sus colegas emplearon imágenes tomadas por la cápsula de exploración Mars Global Surveyor (MGS), ahora ya inactiva, para examinar nuevamente a comienzos del 2006 algunas zanjas avistadas en las laderas de los cráteres en el año 2000. "Ya teníamos pruebas de que hubo agua hace millones de años en Marte. Ahora hemos encontrado pruebas de la existencia de agua líquida en la actualidad", según el experto Kennet Edgett.

Los investigadores encontraron algunos depósitos nuevos, que se ven en color más claro en las fotografías de alta resolución que no parecen formados por deslizamientos de suelo marciano, sino que podrían ser resultado de escarcha, depósitos de sal o la prueba tan buscada de que hubo flujos recientes de agua en Marte. "Nuestro nivel de certeza con el cual respondemos a la cuestión de si las zanjas que hemos investigado se formaron por el flujo de agua es alto, pero no extremadamente alto", ha declarado Malin.

Cambios en la superficie

Por su parte, Michael Meyer, científico principal de la NASA para el Programa de Exploración de Marte, señaló que "estas observaciones dan las evidencias más sólidas, hasta ahora, de que el agua fluye aún ocasionalmente sobre la superficie" del cuarto planeta del Sistema Solar. Dadas las extremas temperaturas y lo tenue de la atmósfera en la superficie marciana, cualquier agua que fluya no puede mantenerse en estado líquido durante mucho tiempo, pues o se congelaría o se evaporaría.

Los investigadores han tenido conocimiento de las zanjas en la superficie de Marte desde el 2000, cuando la cámara del MGS, construida por la empresa de Malin, observó por primera vez esas formaciones que, de inmediato, llamaron la atención de los científicos. Las zanjas se encuentran principalmente en las laderas o riscos y generaron extensos debates sobre si su origen estaba en la filtración de aguas desde abajo de la superficie o en deslizamientos de suelo seco.

El equipo de Malin usó asimismo la cámara en su nuevo estudio, que comparó las imágenes de dos regiones tomadas en 1999 y 2001 con imágenes más recientes. En un área conocida como Terra Sirenum, los depósitos de color más claro en el lecho de las zanjas en abril del 2001 no aparecen en

las fotos de diciembre de ese mismo año. Cambios similares pueden apreciarse en la región de Montes

Centauri, en la cual hay diferencias entre agosto de 1999 y febrero del 2004. "Esto significa que, con o sin la presencia de agua, los cambios son contemporáneos", según Malin.

Años de búsqueda

Ya en el 2004 los científicos habían llegado a la conclusión de que había agua líquida en Marte después que el vehículo explorador de la NASA, el Opportunity, encontrase pruebas de que hubo algo húmedo que permeó las rocas del planeta hace millones de años. La búsqueda de agua en Marte ha apasionado a los científicos durante décadas, dado que se vincula con un ambiente capaz de sustentar formas de vida.

Al menos eso es lo que ocurre en la Tierra, donde cualquier forma de vida necesita agua, en mayor o menor cantidad, para su subsistencia. La presencia de agua líquida, aunque sea bajo la superficie, podría sustentar el establecimiento de bases humanas en Marte.