Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Congreso aprueba la Ley de Igualdad sin votos en contra

Todos los grupos, salvo el PP, que se ha abstenido, han respaldado la norma, un avance sin precedentes para la mujer, según Caldera

El Congreso de los Diputados ha aprobado esta tarde, con el apoyo de todos los grupos excepto del PP, que se ha abstenido, el proyecto de ley orgánica de Igualdad, que, entre otras cosas, contempla por primera vez en España un permiso exclusivo de paternidad de 15 días, además de establecer la paridad en las listas electorales. Durante su intervención, el ministro de Asuntos Sociales, Jesús Caldera, ha calificado la norma como “sin precedentes” para la igualdad de la mujer.

La paridad en las listas electorales, los planes de igualdad obligatorios en las empresas, y las exenciones a la seguridad social para trabajadoras autónomas están también incluidos en esta norma, que sigue ahora su trámite parlamentario con su envío al Senado. La Ley ha contado con el respaldo de todos los grupos del arco parlamentario, excepto el del PP, que como había anunciado, se ha abstenido, al igual que hizo durante el debate del texto en comisión. Otra importante novedad es el reconocimiento de la condición de refugiada a las extranjeras que huyan de su país por violencia sexual o maltrato.

Durante su intervención en el Congreso, Caldera ha calificado la norma como “antes que nada un marco de convivencia” y un avance “sin precedentes” para la igualdad de la mujer. Contando con su aprobación, el ministro ha dicho que hoy constituye un día "especialmente feliz". El ministro ha dicho que pretende derribar todas los obstáculos que impiden a las mujeres ser iguales a los hombres, eliminado cualquier tipo de discriminación y erradicando prejuicios y diferencias de trato. Caldera ha reconocido que todavía persisten discriminaciones injustificadas, que con la acción política, como la que supone esta ley, hay que ayudar a remover.

La ley, a juicio del ministro, situará a España a la cabeza de Europa, y esta posición se está logrando con el concurso de toda la sociedad, los sindicatos y los empresarios. El ministro ha expresado su deseo de que salga adelante con el mayor consenso posible, ya que entiende que es un logro de toda la sociedad española que en torno a esta norma haya un espíritu de consenso que fructificó en época de la transición.