Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las tabaqueras de EE UU aumentaron un 11% en ocho años el nivel de nicotina en los cigarrillos

La subida de esta sustancia adictiva fue de una media de 1,6% al año

Las tabaqueras de EE UU aumentaron un 11% en ocho años el nivel de nicotina en los cigarrillos
ELPAIS.es

Un estudio de la Universidad de Harvard realizado con las principales marcas de cigarrillos que se venden en EE UU ha revelado que los fabricantes aumentaron los niveles de nicotina del tabaco entre 1997 y 2005, lo que aumenta su capacidad adictiva y dificulta la posibilidad de abandonar el hábito. La subida fue de una media de 1,6% al año, es decir, que los cigarrillos que se fuman hoy tienen un 11% más de esta sustancia que hace ocho años.

La investigación ha sido llevada a cabo por científicos de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard y se han analizado las marcas que se venden en el Estado de Massachusetts, donde se encuentra Harvard. A diferencia de otros estudios, el método utilizado por los investigadores tiene en cuenta el valor total del humo inhalado, lo que es más fiable y ofrece niveles más reales generalmente que otros métodos.

Según el estudio, el aumento de los niveles de nicotina ha sido constante, aunque su porcentaje fructúa. La media es del 1,6% al año. La investigación indica que el aumento de la nicotina fue descubierto en los cigarrillos de cuatro de las más importantes fabricantes del país y en todas las categorías, entre ellas los mentolados y los considerados light y ultralight.

"Perpetuar la pandemia del tabaco"

El informe, cuyas conclusiones han sido entregadas al Departamento de Salud Pública de Massachusetts, pone de manifiesto que, además de aumentar los niveles del ingrediente más adictivo del tabaco, los fabricantes también alteraron el diseño de los cigarrillos. Mediante esa modificación, se aumentó el número de caladas por cada cigarrillo con el objeto de aumentar la característica aditiva del producto, según apunta el estudio.

"Los cigarrillos son dispositivos de droga finamente ajustados y diseñados para perpetuar la pandemia del tabaco", explica Howard Koh, profesor de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard y ex comisario de Salud Pública de Massachusetts.

Koh añade que es necesario que la industria del tabaco dé a conocer información crucial sobre la nicotina y el diseño del producto "para proteger a las próximas generaciones de la tragedia de la adicción". Massachusetts es uno de los tres estados que exige a las tabaqueras informes sobre nicotina y guarda estos datos desde 1997. El tabaco se cobra al año unas 440.000 vidas en EE UU, una de cada seis muertes que se producen en el país.