Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El temporal en Canarias acaba con 178 lagartos gigantes de El Hierro, una especie en peligro de extinción

El responsable de Medio Ambiente de la isla califica de "desastre ecológico de primer orden" lo ocurrido

Santa Cruz de Tenerife

La borrasca que afectó el pasado fin de semana a Canarias causó la muerte de 178 ejemplares de lagarto gigante de El Hierro en el Centro de Recuperación de esa especie endémica con que cuenta la isla, ha informado el Cabildo de El Hierro. Gran parte del Centro de Recuperación del Lagarto Gigante sufrió "daños irreparables" como consecuencia de las lluvias, en lo que constituye "un desastre ecológico de primer orden", según ha señalado Javier Armas, director del área de Medio Ambiente del Cabildo de la isla, en un comunicado.

Los lagartos murieron "bajo piedras, escombros y lodos" arrastrados por las intensas precipitaciones y los 178 ejemplares tenían entre uno y cinco años, y eran todos nacidos entre 2001 y 2005. El dato positivo es que se han salvado 102 lagartos nacidos en 2006 y que estaban en otro laboratorio. También han sobrevivido varios ejemplares de exposición: 60 adultos y 43 jóvenes.

El director insular de Medio Ambiente se ha mostrado preocupado por el destino de otro millar de lagartos, según estimaciones de su departamento, que viven en libertad en la Fuga de Gorreta, ya que los barrancos de esta fuga no pararon de recibir agua a lo largo de doce horas, registrándose medias de 370 litros por metro cuadrado. "Todo ha sido arrastrado y no somos capaces de saber hasta qué punto las lluvias habrán podido influir en la eliminación de la colonia en libertad", ha declarado Armas. También teme el responsable insular de Medio Ambiente por otro grupo de lagartos que se soltaron en libertad en el Julan, otra de las zonas afectadas por la borrasca.

Cinco años de trabajo perdidos

En cuanto a las instalaciones del Centro de Recuperación, Armas ha indicado que se han perdido "cinco años de intenso trabajo a favor de esta especie emblemática para la isla". Esto impedirá, según Armas, cumplir los objetivos marcados en el programa de recuperación e introducción de esta especie en libertad para 2008, cuando se quería tener consolidados siete núcleos de reintroducción de la especie en libertad.

Estos planes de recuperación de la que se considera la especie reptil con mayor peligro de extinción en Europa tendrán que esperar cinco años más, ha lamentado el director de Medio Ambiente de El Hierro.