Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

D&G retira toda su publicidad en España ante "el clima de censura"

Los diseñadores denuncian el clima de censura y animan a otras marcas cuyas campañas han sido criticadas en el mercado español a tomar medidas similares

Domenico Dolce y Stefano Gabbana han anunciado hoy que van a retirar todos los anuncios publicitarios de la marca Dolce & Gabbana del mercado español para "proteger su creatividad". Los diseñadores han denunciado el "clima de censura" que han sufrido en este país, donde uno de sus anuncios fue tachado de "machista".

El Instituto español de la Mujer exigió en febrero la retirada de un anuncio publicitario de la marca italiana por incitar a la violencia machista; la medida fue respaldada por varias asociaciones de consumidores. El anuncio en cuestión mostraba a un hombre agachado frente a una mujer tumbada al sol, mientras otros tres hombres observaban la escena.

En un primer momento, los diseñadores retiraron la fotografía del mercado español y la sustituyeron por otra imagen parecida, pero con algunos retoques: en la primera, la mujer estaba tendida en el suelo, enseñando un pierna, con un hombre sin camisa por encima, mientras otros cuatro hombres -alguno de ellos también mostrando el pecho- miraban la escena. En la segunda imagen, el hombre protagonista está más separado de la mujer, y todos ellos están vestidos.

Días después, los diseñadores han pensado que la medida no era suficiente y han decidido dejar de anunciarse en España. La medida tiene la finalidad de "proteger la libertad creativa que caracteriza a la marca desde siempre", según expresa un comunicado emitido hoy.

Dolce y Gabbana hacen referencia, en su comunicado, al "clima de censura" que se respira en España, en el que "se interpretan mensajes negativos donde no los hay"; así, animan a otros diseñadores "que han sido centro de críticas por motivos similares" a retirar sus campañas del mercado español. Precisamente, la comunidad de Madrid denunció hace varios días una fotografía que ilustra la campaña de Armani, en la que aparecen niñas de unos ocho años con rasgos orientales.