Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El arzobispo de Los Ángeles pide perdón a las víctimas de abusos sexuales

La Iglesia católica tendrá que vender inmuebles y fondos de inversión para pagar la indemnización récord pactada como compensación

El cardenal Roger Mahony, arzobispo de Los Ángeles, ha pedido "perdón" a los afectados por los supuestos abusos sexuales infantiles por parte de sacerdotes y ha afirmado que fue algo "que ni debió ni volverá a pasar".

La archidiócesis de Los Ángeles confirmó anoche que ha llegado a un acuerdo con las víctimas de los supuestos abusos, a las que abonará la cifra récord de 660 millones de dólares, la más alta en estos casos en la historia de la Iglesia Católica en Estados Unidos. El acuerdo, anunciado el sábado por medios de comunicación estadounidenses, fue confirmado oficialmente por el portavoz de la archidiócesis, Tod Tamberg.

"Devolver la inocencia"

En una rueda de prensa, Mahony ha dicho que deseaba "devolver" a los afectados a su vida anterior a lo sucedido y que al igual que una "cinta de vídeo se rebobinara y luego se borrara". "Durante estos meses (transcurridos) para llegar a un acuerdo, he podido entender con muchas más profundidad este terrible pecado y crimen por el que han pasado las víctimas", ha dicho Mahoney. Sin embargo, ha reconocido que "no hay manera de retroceder y devolverles la inocencia que les fue sustraída (a las víctimas). Algo que deseo darles, pero que no puedo".

Por último, ha afirmado que para hacer frente al pago de las indemnizaciones la Iglesia Católica deberá vender una serie de edificios, utilizar algunos fondos de inversión que posee y pedir préstamos. El acuerdo se produce dos días antes de que demandantes y demandados tuvieran que encararse en un juicio que tenía previsto comenzar este lunes. En el momento en que se formalice, la cifra acordada sería la más alta que pagará la Iglesia Católica de Estados Unidos en demandas presentadas en los últimos años por abusos sexuales cometidos por curas en varias diócesis de todo el país.

Más de cien curas acusados

De más de 5.000 sacerdotes que ejercieron en la archidiócesis de Los Ángeles entre 1930 y 2003, 113 fueron acusados de abusos, según el Informe Oficial del Pueblo de Dios de la archidiócesis de Los Ángeles", publicado en febrero de 2004. Del total de acusados 43 murieron, 54 ya no son sacerdotes y 16 permanecían en el ministerio. Del último grupo, en 12 casos no se encontraron pruebas suficientes y sólo cuatro han sido suspendidos y afrontan juicios. Los 508 demandantes recibirán de media entre 1,2 millones y 1,3 millones de dólares cada uno, según estipula el acuerdo. El pacto también prevé que se difundan algunos documentos privados de la archidiócesis relacionados con el caso.

Algunas de las víctimas lamentaron hoy el hecho de que debido al acuerdo, algunos de los sacerdotes no tendrán que acudir ante los tribunales.