Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Un Planeta épico

Llega a España la última película de Alastair Fothergill y Mark Linfield, que relata la aventura de la vida a través de tres madres y sus crías en distintos ecosistemas

Una familia de osos polares en el Ártico, una elefanta y su cachorro en el desierto de Kalahari, y una ballena jorobada y su cría de cinco meses. Esos son los protagonistas de Tierra, la última película de Alastair Fothergill y Mark Lindfield, los reconocidos autores del documental Deep Blue, que este miércoles se presenta en el Ciclo de Cine y Medioambiente de Tudela. Fothergill, con todo, insiste en que el verdadero protagonista del filme es el Planeta, al que considera un lugar bello pero vulnerable.

La película, producida por la BBC, ha supuesto cinco años de trabajo, incluyendo 200 días de rodaje a cargo de 40 operadores de cámara. El resultado final es una historia de "dimensiones épicas", según Alastair: un viaje por la Tierra de Norte a Sur, subdividido en las cuatro estaciones del año, que no oculta los problemas que genera el calentamiento global, ni la crueldad que justifica el instinto de supervivencia del reino animal, pero tampoco se regodea en el catastrofismo.

El filme inicia su andadura en el Ártico, donde una osa polar y sus dos oseznos, nacidos bajo la superficie, se despiertan con los primeros rayos del Sol de la primavera y salen en busca de comida. La cámara, que sigue a la familia de osos polares, el "símbolo" de la película y del estado del Planeta, según Fothergill, muestra escenas en las que es posible ver a las crías jugando por primera vez en la nieve y a sus padres sorteando las dificultades de cazar y de andar en una capa de hielo que cada vez es más delgada, a causa del cambio climático.

El trayecto continúa más al sur, con el viaje hacia pastos más frescos de tres millones de caribúes y de los lobos hambrientos que les acechan, y a unos 2.400 kilómetros del Polo Norte, donde los polluelos de pato mandarín dan sus primeros saltos desde sus nidos.

Ya en los bosques tropicales, las lentes "avanzadas" del equipo de la BBC captan por primera vez a las aves del Paraíso en su oscuro hábitat, en Papúa Nueva Guinea, y muestran el viaje de una elefanta y su cría hasta el delta del Okavango, donde deben compartir agua junto a una manada de leones.

En los océanos, la cámara se detiene en el viaje de 6.400 kilómetros que emprenden una ballena jorobada y su cría desde aguas ecuatoriales hasta la Antártida para obtener el "krill", los camarones que necesitan para subsistir.

Fothergill explica que no ha pretendido transmitir ningún mensaje, sino mostrar sin efectos artificiales el "espectáculo de la naturaleza" a todo el mundo: "no es fácil que la gente se preocupe si no conoce a los animales y no sabe lo que les pasa".

'Tierra' se estrena en toda España el viernes 26 de octubre