España escala seis puestos en el índice de desarrollo humano de la ONU

Se sitúa decimotercera, por delante de Dinamarca y Reino Unido, y sólo un puesto por detrás de EEUU

ELPAÍS.com / AGENCIAS Madrid 28 NOV 2007 - 02:07 CET

España se ha convertido en 2007 en el decimotercer país más desarrollado del mundo en condiciones de salud, educación e ingresos, de acuerdo con el Índice de Desarrollo Humano elaborado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), presentado ayer en Brasilia. Según el Informe sobre Desarrollo Humano 2007-2008 del PNUD, España avanza seis puestos respecto a 2006, y se sitúa por delante de países como Dinamarca (14º lugar), Austria (15º), Reino Unido (16º), Bélgica (17º) o Alemania (22º).

En opinión de la directora regional del PNUD para América Latina y Caribe, Rebeca Grynspan, el salto cualitativo de España se debe a los avances registrados en el ámbito social, y sobre todo, en educación, más que por haber registrado mejoras en los ingresos per cápita.

Los países desarrollados con economías de libre mercado lideran los cinco primeros puestos del ránking, elaborado con 177 países, con Islandia a la cabeza, seguido de Noruega (que en los últimos seis años se había mantenido en el primer puesto), Australia, Canadá e Irlanda. Este año, el informe del PNUD, que tiene en cuenta factores como la esperanza de vida y otros ratios sanitarios, las facilidades educativas y los niveles de ingresos, sitúa a los EEUU en el duodécimo lugar, a cuatro puestos menos que el año pasado.

En la otra cara de la moneda se sitúan los países "menos desarrollados" según este índice, 22 en total, todos ellos de África Subsahariana, con Sierra Leona en el último puesto del índice. Los otros cuatro puestos por la cola los ocupan Mali, Níger, Guinea-Bissau, Burkina Faso y Sierra Leona. El informe no ha tenido en cuenta a otros países como Irak, Afganistán y Somalia, debido a la "falta de datos".

España supera en varios puntos la media mundial en emisiones de CO2

El informe revela también que España genera el 1,1% de las emisiones globales de dióxido de carbono -con una media de 7,6 toneladas de CO2 por persona-, lo que supera en varios puntos la media mundial.

La cantidad de gases de efecto invernadero que emite a la atmósfera España -con 44 millones de habitantes- es superior a la que emiten en su conjunto Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, Perú y Uruguay, todos ellos, con una población total de 144 millones de personas.

Los países pobres, los más amenazados por el cambio climático

El Índice sobre Desarrollo Humano fue creado en 1990, y pretende medir de manera más precisa el impacto de la economía en la vida de los ciudadanos que el Producto Interior Bruto (PIB). Este año, el estudio de Naciones Unidas ha puesto especial énfasis en los efectos del cambio climático a escala planetaria.

El informe del PNUD asegura que el mundo va camino de un "punto de inflexión" que podría significar para el 40% de la población mundial más pobre (2.600 millones de personas) problemas como malnutrición y escasez de agua, entre otras amenazas ecológicas. "En los últimos tiempos, el cambio climático se ha convertido en una amenaza para la humanidad entera, pero son los más pobres, sin responsabilidad alguna sobre la deuda ecológica hacia la que nos dirigimos, los que se enfrentan a los problemas más inmediatos y severos", comentó en el estudio la portavoz de este programa de la ONU Kemal Dervis.

Además de apuntar la necesidad de "grandes cambios y políticas ambiciosas" para afrontar esta amenaza, el trabajo avisa de que una de cada 19 personas de los países en vías de desarrollo se encuentra en riesgo de verse afectadas por un desastre natural, cifra que se reduce a una persona de cada 1.500 en los países desarrollados de la OCDE. No obstante, el informe del PNUD no es del todo desesperanzador. Afirma que el mundo dispone de los recursos financieros y de la capacidad tecnológica necesaria para evitar las consecuencias más drásticas del cambio climático.

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana