Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Descubierto un dinosaurio momificado

Un equipo de científicos halla restos intactos de la piel y los músculos de una especie que vivió hace 67 millones de años

Un equipo de científicos asociados a National Geographic ha anunciado el descubrimiento de un dinosaurio momificado, cuyos restos incluyen huesos, piel y músculos parcialmente intactos. "Es uno de los hallazgos más importantes de los últimos tiempos", han afirmado hoy los responsables de la institución para referirse a este hadrosaurio, de casi ocho metros y con 67 millones de años a sus espaldas. Se trata del fósil más completo y mejor preservado de la media docena de dinosaurios momificados descubiertos en el último siglo.

Los restos encontrados pertenecen a un ejemplar bautizado como Dakota, debido a que se localizaron en el estado de Dakota del Norte (EE UU) en 2000, si bien no se sometieron a un estudio minucioso hasta más tarde. Los resultados de la investigación permitirán conocer con más certeza cómo era la piel de estos animales y la velocidad a la que se desplazaban. Los expertos comparan al Dakota con una momia, pero sus restos se hallaron fosilizados en piedra, incluidos sus ligamentos, tendones y, posiblemente, hasta sus órganos internos.

Los científicos estiman que este hadrosaurio lograba correr a una velocidad de 45 kilómetros por hora, más rápido que el tiranosario rex, el gran depredador de la época, y que era un 25% más grande de lo que se pensaba. Para el responsable de las excavaciones, Phillip Manning, paleontólogo de la Universidad de Manchester y miembro del Consejo de Expediciones del National Geographic, las pruebas que aporta Dakota son "mucho más completas en comparación con los restos desarticulados sobre los que normalmente debemos basar nuestras conclusiones".

Estudio de tejidos blandos

Casi todo lo que actualmente se conoce sobre los dinosaurios se debe al estudio de los huesos y los dientes encontrados, que son generalmente los únicos tejidos que logran perdurar hasta su fosilización. Los animales, como regla general, se descomponen rápidamente tras su muerte, pero gracias a la mezcla de agua, arena húmeda y otros sedimentos, la fosilización de este dinosaurio se dio antes de que se descompusiera y permitió hallar partes de tejido mineralizado.

"Estamos estudiando un tejido blando y unas escamas en tres dimensiones; en algunas zonas, como la cola, los brazos y las extremidades, los restos están completos e intactos", ha explicado Manning, quien ha destacado las rayas multicolores del dinosaurio, que podrían ayudarle a camuflarse.

Para ahondar en el estudio del Dakota, su cuerpo, que se calcula que puede pesar en torno a los 4.500 kilos, ha sido escaneado en unas instalaciones originalmente usadas por la Administración Nacional para la Aeronáutica y el Espacio (NASA), en un proceso que revelará más información sobre la estructura del ejemplar y su locomoción.