Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mayor planta solar del mundo se construirá en Arizona

La compañía andaluza Abengoa Solar se encargará de levantar las instalaciones de 280 megavatios. -La planta venderá alrededor de 4.000 millones de dólares de energía limpia durante 30 años

La compañía andaluza Abengoa Solar construirá, a 100 kilómetros de Fénix, Arizona, la mayor central de energía solar del mundo con una potencia de 280 megavatios, equivalentes a una central térmica convencional. La generación se producirá mediante cilindros parabólicos que concentran la radiación solar a un tubo por el que discurre un fluido que produce vapor y mueve una turbina convencional. Otra compañía española, Acciona, dispone también de una planta solar en el estado norteamericano de Nevada de más de 60 megavatios de potencia. En España se construyen plantas de parecidas características de no más de 50 megavatios de potencia para ajustarse a las primas que retribuyen este tipo de energías de origen renovable.

El contrato de construcción y la venta de la electricidad generada ha sido firmado por Abengoa con Arizona Public Service (APS), la mayor empresa de electricidad de Arizona y cuenta con una extensa red que da servicio a más de un millón de clientes en once estados. APS, cuya sede principal se encuentra en Phoenix, es la mayor filial de Pinnacle West Capital Corporation que cotiza en la bolsa de Nueva York. (NYSE:PNW).

La planta será propiedad de Abengoa Solar y estará situada a cien kilómetros al sureste de Phoenix y entrará en funcionamiento en 2011. La producción eléctrica se venderá a APS durante treinta años por un importe total superior a cuatro mil millones de dólares, y supondrá unos beneficios económicos para el Estado de Arizona de más de mil millones de dólares.

La gobernadora de Arizona, Janet Napolitano, ha elogiado el proyecto de Abengoa Solar: "Esto es un hito para Arizona en sus esfuerzos por incrementar el peso de las energías renovables en Estados Unidos. La planta ofrecerá a los ciudadanos una fuente de energía limpia, eficiente y abundante".

Por su parte, el presidente de APS, Donald E. Brandt, ha afirmado que "para la firma de este acuerdo, en APS hemos tenido muy presente la experiencia de Abengoa Solar en el desarrollo y construcción de grandes plantas termosolares en distintas partes del mundo, como España, Argelia y Marruecos".

Durante el anuncio del acuerdo, el presidente de Abengoa Solar, Santiago Seage, ha indicado que "este proyecto abre una nueva era de grandes plantas limpias y más eficientes. Nuestro compromiso en energía solar es global y trabajaremos conjuntamente con las empresas públicas, administraciones y compañías de todo el mundo para que plantas como esta puedan llevarse a cabo utilizando las tecnologías que hemos estado desarrollando durante dos décadas. Continuaremos mejorando estas tecnologías a través de nuestros centros de investigación y desarrollo de Europa y Estados Unidos".

La central en cifras

La central, que se llamará 'Solana', tendrá una potencia de 280 megavatios, que permitirán suministrar electricidad a 70.000 hogares y evitará 400.000 toneladas de emisiones que de otro modo contribuirían al calentamiento global y al cambio climático. La nueva central utilizará la tecnología de colectores cilindro-parabólicos desarrollada por Abengoa Solar y ocupará una superficie aproximada de ochocientas hectáreas, equivalentes a otros tantos campos de fútbol..

La nueva planta creará 1.500 nuevos puestos de trabajo durante su construcción y 85 puestos cualificados, una vez terminada, durante su vida útil.

La tecnología cilindro-parabólica basa su funcionamiento en el seguimiento y en la concentración de los rayos solares, mediante espejos de alta precisión, en unos tubos receptores de alta eficiencia térmica localizados en la línea focal del cilindro cuyo fluido alcanza 370 grados centígrados. Este calor es utilizado para mover las turbinas de vapor. La planta solar contará también con un dispositivo de almacenamiento térmico que permitirá producir electricidad cuando sea necesario, incluso cuando el sol se ha puesto.

"Este proyecto es uno de los más importantes del mundo y no podría haberse llevado a cabo sin la visión y el liderazgo de APS y sus directivos", ha señalado Kate Maracas, vicepresidenta de Operaciones en Arizona de Abengoa Solar.

Con este proyecto Abengoa Solar fortalece su presencia en Estados Unidos, donde viene construyendo y operando plantas solares que suministran vapor industrial. El objetivo de Abengoa Solar es construir y operar grandes plantas solares en el suroeste de Estados Unidos en colaboración con las principales empresas eléctricas.

Abengoa solar tiene en operación la primera planta comercial termosolar con tecnología de torre en España, una planta de demostración de colectores cilindro-parabólicos y la primera planta comercial de tecnología fotovoltaica de baja concentración del mundo. Además está construyendo tres plantas termosolares en España que tendrán una capacidad total de 120 megavatios, dos plantas de colectores cilindro parabólicos que generarán 50 megavatios de electricidad y una de torre con una capacidad de 20 megavatios de potencia. En el extranjero, está construyendo sendas plantas solares híbridas gas-solar en Argelia y Marruecos.

Abengoa Solar cuenta con un equipo de 40 personas en Estados Unidos y España dedicadas a la investigación y desarrollo. En diciembre del 2007, el Departamento de Energía de los Estados Unidos seleccionó a Abengoa Solar para tres proyectos de I+D cuyo objetivo es desarrollar sistemas más eficientes en colectores cilindro-parabólicos.

La construcción de esta nueva planta solar está condicionada a la extensión de la desgravación fiscal existente actualmente en Estados Unidos que bonifica en un 30% los costes de inversión. Estas desgravaciones se determinan anualmente.

Los recibos de la luz reflejarán cada una de las fuentes y su impacto ambiental

Los consumidores finales de energía tendrán acceso a través de los recibos de luz a datos sobre las distintas fuentes de energía que llega a sus hogares y al impacto ambiental generado por cada una de ellas.

Una circular de la Comisión Nacional de Energía (CNE) publicada por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio en el Boletín Oficial del Estado de hoy obliga a las eléctricas y a los distribuidores a trasladar a sus clientes finales "información fidedigna y homogénea sobre la electricidad que consumen, proporcionándole información precisa sobre el desglose de las fuentes de energía que se han utilizado para generar la electricidad que han consumido y el impacto ambiental que dicha producción ha originado".

Según la circular que entrará en vigor mañana "toda empresa comercializadora o distribuidora deberá indicar en sus facturas, o en separata adjunta de las mismas, o en su caso en las facturas electrónicas y en la documentación promocional puesta a disposición de los consumidores de la contribución de cada fuente energética primaria en la mezcla global del sistema eléctrico español del año anterior".., "las emisiones totales de dióxido de carbono (CO2) y los residuos radiactivos". Las empresas distribuidoras deberá indicar, así mismo, "la contribución de cada fuente energética suministrada el año anterior así como su impacto ambiental en el conjunto de sus ventas en el sistema eléctrico anterior".

Esta información también estará disponible en la página Web de la Comisión Nacional de Energía: www.cne.es. La CNE aporta en su circular el modelo de etiquetado y el formato de los recibos de la luz en la comunicación que dirijan las compañías eléctricas o distribuidoras a sus clientes finales.

Más información