Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un estudio asegura que antidepresivos como el Prozac o el Seroxat son poco efectivos

Los pacientes que toman placebos mejoran tanto como aquéllos que consumen estos fármacos

Fármacos antidepresivos de última generación, como el Prozac y el Seroxat no tienen mucho más efecto que los placebos sobre la mayor parte de las personas que padecen depresión, según un estudio elaborado por la Universidad de Hull, en Reino Unido y que ha sido publicado en PLoS-Medicine

"La diferencia en la mejoría entre los pacientes que toman placebos y aquéllos que consumen antidepresivos no es demasiado importante. Esto significa que las personas que sufren de depresión pueden mejorar sin tratamiento químico", ha explicado el profesor Irving Kirsch, del departamento de psicología de la Universidad de Hull.

Forma parte del grupo de expertos que ha analizado los datos publicados y no publicados (pero puestos a disposición de los organismos de certificación británica y estadounidense) respecto a 47 ensayos clínicos de inhibidores selectivos de recaptación de la serotonina (ISRS). Estas sustancias evitan que la serotonina (un neurotrasmisor que inhibe reacciones como el enfado, el humor, el apetito sexual y otras) que segrega el organismo, sea reabsorbido por las neuronas, con lo que aumenta su nivel.

El estudio se centra en los ISRS más vendidos: fluoxetina (Prozac, en su nombre comercial), venlafaxina (Efexor) y la paroxetina (Seroxat). La investigación sugiere que estos fármacos no tienen más efecto que los placebos en personas que sufren una depresión leve y para la mayor parte de las que sufren una depresión profunda.

Por lo que respecta a las depresiones muy profundas, la diferencia está más vinculada a una menor reacción de los pacientes a los placebos que a una reacción positiva a los antidepresivos, según este estudio.

"Dados estos resultados, parece que hay poca justificación para la prescripción de tratamientos antidepresivos salvo si los tratamientos alternativos no han tenido resultados", señala Kirsch.

La asociación Mind, especializada en la salud mental, asegura que sólo en 2006 se han prescrito 31 millones de antidepresivos en Reino Unido, de ellos 16,2 millones eran ISRS.