Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una de cada cuatro mujeres sufre riesgos relacionados con la salud mental

La Encuesta Nacional de Salud indica que la proporción aumenta con la edad y es menor en el caso de los hombres

El ministerio de Sanidad ha presentado este jueves los resultados de la Encuesta Nacional de Salud 2006-2007, un estudio realizado cada dos años por el Instituto Nacional de Estadística, y que supone una de las mejores 'radiografías' de la situación actual de la sanidad.

Por primera vez este estudio recoge preguntas relacionadas con la salud mental. El 21,3% de la población mayor de 16 años podría padecer algún trastorno mental, un riesgo que también afecta al 22,1% de los menores de 4 a 15 años, según arroja el estudio.

La Encuesta, elaborada por el Instituto Nacional de Estadística entre junio de 2006 y el mismo mes de 2007, y presentada por el secretario general de Sanidad, José Martínez Olmos, pone de manifiesto que el 26,8% de las mujeres adultas y el 15,6 por ciento de los hombres presenta riesgo de "mala salud mental".

Los riesgos de padecer mala salud mental aumenta con la edad y es mayor en el caso de las mujeres que de los hombres mayores de 16 años. Es la primera vez que este estudio recoge esta variable, por lo que no se puede establecer comparaciones con años anteriores.

Estos índices se han obtenido a partir de las respuestas de un cuestionario de 12 preguntas sobre situaciones en las últimas dos semanas , tales como "¿ha podido concentrarse bien en lo que hacía?", "¿se ha sentido capaz de tomar decisiones?" o "¿se ha sentido poco feliz o deprimido?".

En la presentación de este informe, Martínez Olmos ha explicado que, entre los adultos, la encuesta detecta "ansiedades injustificadas", una "señal de alarma" que en el futuro podría convertirse en una patología mental. En el caso de los niños, la encuesta analiza "la conducta, la hiperactividad, los problemas de relación con otros niños y la socialización", unos comportamientos que "se pueden corregir a tiempo".

Aunque Martínez Olmos ha reconocido que "los datos son relativaente preocupantes", la encuesta es "muy útil" porque "no hace diagnósticos" pero "sí permite intervenir a tiempo".

La encuesta, un estudio realizado cada dos años por el Instituto Nacional de Estadística y cuyos primeros resultados han sido difundidos hoy por el Ministerio de Sanidad, pone de relieve que el 74,1 por ciento de los hombres considera su salud "buena o muy buena", pero que esa percepción se reduce al 63,6 por ciento en el caso de las mujeres.

Tabaquismo.El Ministerio de sanidad valora especialmente el hecho de que en España se haya reducido el tabaquismo, especialmente entre las mujeres. Así, en 1993 el 32,1% de los españoles mayores de 16 años fumaba a diario, cifra que en 2001 se redujo al 31,% y que en 2006 se situó en el 26,4% (31,6% de los varones y 21,5% de las mujeres).

El 59,6% de los ecuestados asegura no estar expuesto al humo del tabaco en los lugares de ocio, mientras que el 19% asegura estar entre 1 y 4 horas durante los fines de semana. El 15,4% asegura que durante los fines de semana está expuesto entre 1 y 4 horas a los humos del tabaco.

Uso de los servicios médicos. El estudio revela que el 30,8% de la población acudió el año pasado a un servicio de urgencia. Hace 10 años el número de personas que acudían a urgencias durante un año era de entorno al 12%.

La encuesta revela que el 83% de los españoles acudieron a una consulta médica durante el año pasado, siendo mayor en el caso de las mujeres que en el de los hombres. El 8,9% de la población fue ingresada en un hospital el año pasado.

Problemas con el sobrepeso. Uno de los asuntos que más preocupan a Sanidad es la creciente tendencia al sobrepeso, ya que según los datos de esta encuesta cuatro de cada diez adultos padecen sobrepeso y 1,5 obesidad (tasa que se ha duplicado en veinte años), mientras que entre los menores dos de cada diez tienen sobrepeso y uno es obeso.

El secretario general de Sanidad, José Martínez Olmos, ha incidido en rueda de prensa en la trascendencia del problema de la obesidad infantil, y ha dicho que éste es difícil de abordar y que hay que implicar a toda la sociedad y especialmente a las familias, y que esa será una de las prioridades del Ministerio durante los próximos años.

Olmos ha achacado el problema a los hábitos alimentarios y a la falta de ejercicio físico; "tenemos un problema, pero se puede prevenir y podemos ganar esta batalla", ha corroborado.