Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Fotonoticia:

Un mamut por dentro

Un grupo de científicos rusos ha obtenido las imágenes más precisas obtenidas hasta el momento del interior de un animal prehistórico gracias al escáner realizado a una cría de mamut de unos cuatro meses encontrada intacta el año pasado en el Ártico ruso y que ha recibido el nombre de Liuba, el de la mujer del cazador que encontró al bebé-mamut.

El cuerpo del animal fue devuelto a Rusia en febrero pasado tras ser estudiado en Japón, donde se tomaron las imágenes.

"Pudimos ver por primera vez cómo están situados los órganos internos en un mamut. Esto es muy importante desde un punto de vista científico", ha señalado Alexei Tikhonov, subdirector del Instituto de la Academia rusa de Ciencia, quien ha dirigido el proyecto. "Sus órganos internos estaban bien preservados, el corazón todavía conservaba los ventrículos y las aurículas, el hígado estaba en buenas condiciones y todavía se podían observar las venas", ha explicado.

El descubrimiento de Liuba es muy importante desde el punto de vista científico porque se trata de la cría de mamut mejor conservada, gracias al hielo, de todas las halladas hasta ahora en todo el mundo.