Absuelto el cazador que mató a la última osa autóctona de los Pirineos

La justicia francesa considera que el hombre disparó por "necesidad"

El Tribunal Correccional de Pau (suroeste de Francia) ha absuelto hoy al cazador que durante una cacería de jabalí en el valle de Aspe en noviembre de 2004 mató a Canelle, la que se consideraba la última osa autóctona de los Pirineos. El hombre estaba acusado de "destrucción de especie protegida". La decisión judicial se ajusta a la petición de la Fiscalía que, en el juicio del mes pasado, pidió la absolución del cazador por considerar que disparó por pura "necesidad".

René Marquèze, de 65 años, insistió a lo largo del juicio en que disparó como último recurso, después de haber intentado sin éxito protegerse del animal, que le había atacado.

La absolución del cazador ha sido duramente criticada por organizaciones ecologistas, como el Fondo Mundial de la Naturaleza que, en un comunicado, considera que el fallo del tribunal es "un permiso para matar" y supone la desaparición en Francia del "estatuto de especie protegida". Otra asociación ecologista ha reclamado la introducción de "al menos" dos osas en el Pirineo en compensación por la absolución de René Marquèze.

La muerte de Canelle provocó en su día una gran conmoción en Francia y llevó al Gobierno a impulsar un plan de repoblación de la especie en los Pirineos, con ejemplares procedentes de Eslovenia, lo que provocó la cólera de cazadores, ganaderos y pastores.

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana