Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El número de nuevos casos de sida en España descendió casi un 17% en 2007

Prácticamente la mitad de los infectados contrajeron la enfermedad por vía sexual

Desde la extensión del uso de los tratamientos antirretrovirales a mediados de los años 90, la incidencia del sida en España ha experimentado un progresivo descenso. El año pasado se produjeron 1.464 nuevos casos de esta enfermedad provocada por el VIH, un 16,9% menos que en 2006, según ha informado hoy el Ministerio de Sanidad. De los nuevos infectados, un 46% lo fue por vía sexual, y tres cuartas partes, el 78%, fueron hombres, con una edad media de 40 años. España sigue estando entre los países europeos con una mayor tasa de incidencia del sida. Sanidad insiste en la importancia del diagnóstico precoz como una de las medidas más eficaces de lucha contra esta enfermedad.

A lo largo de 2007 los casos atribuidos a relaciones sexuales sin protección constituyeron el 46% del total: un 30% tuvo su origen en relaciones heterosexuales y un 16% en las relaciones entre hombres. La segunda vía de transmisión más frecuente es la asociada al uso compartido de jeringuillas entre consumidores de droga, un 43,7%, lo que supone una disminución del 15% en el número de nuevos diagnósticos respecto al año anterior.

Desde el inicio de la epidemia en España se han notificado 75.733 casos de sida. El total de casos registrados en la actualidad supone un descenso del 78% respecto a los contabilizados en 1996.

En cuanto a las hospitalizaciones en personas con VIH, disminuye la proporción de aquellas relacionadas directamente con la infección por VIH y aumenta la de personas ingresadas por otras patologías.

Sobre la incidencia en ciudadanos de otros países, hasta 1997 los casos se mantuvieron en cifras bajas, fecha a partir de la cual empezaron a aumentar como consecuencia de la llegada masiva de inmigrantes. Aunque el pasado año estos casos representaron un 19,3% de los diagnósticos, el número absoluto se mantiene estable en los últimos tres años. En 2007 el 75% de los nuevos infectados de otros países procedían de África y América Latina. En ambos casos el mecanismo de transmisión más frecuente fueron las relaciones heterosexuales.