Selecciona Edición
Iniciar sesión

Los inmigrantes recurren menos a la sanidad pública que los españoles

Acuden con menor frecuencia al médico especialista y solicitan menos pruebas preventivas, como la mamografía o la citología

Los inmigrantes en España usan los servicios del Sistema Nacional de Salud (SNS) con menor frecuencia que los españoles. Sobre todo acuden menos a la consulta del médico especialista y a la de profesionales del ámbito privado, como los dentistas, y piden menos pruebas preventivas, como la mamografía o la citología en mujeres, según el estudio más amplio realizado hasta el momento en España para comparar el uso que hacen de estos servicios ambos colectivos elaborado por la Fundación de Ciencias de la Salud.

El trabajo, titulado Diferencias en la utilización de los servicios sanitarios entre la población inmigrante y la española, fue presentado ayer en Madrid por el presidente de la Fundación, Diego Gracia; el profesor de Medicina Preventiva, Salud Pública e Historia de la Ciencia de la Universidad Complutense de Madrid, Enrique Regidor; y el director de Inmigración de la Comunidad de Madrid, Gabriel Fernández Rojas.

Consultas al médico de cabecera y hospitalización

Según encuestas realizadas en Madrid y Cataluña, que hablan de la asistencia a la Atención Primaria en los últimos 15 días, los inmigrantes acudieron al médico de cabecera en estas comunidades menos que los españoles. En concreto, en Madrid los inmigrantes fueron un 15% y los nacionales un 16%; en Cataluña fue un 9,9% frente a un 12%.

En cuanto a las encuestas llevadas a cabo en Valencia y Canarias, que hablan del recurso a la AP en los últimos 12 meses, los españoles siguen usando más este servicio. En concreto, en Valencia el 81% de los españoles fueron al médico de cabecera en el último año, frente al 73% de los inmigrantes. En Canarias, fueron el 74% frente al 63% de los foráneos.

"Los resultados son extrapolables al resto de autonomías", asegura el informe.

En la hospitalización también ganan los pacientes nacionales, ya que en el último año en Cataluña los españoles hospitalizados fueron el 8% frente al 7% de los inmigrantes; en Madrid acudieron en igual porcentaje (7,4%); en Valencia fue el 10,5% de los españoles y el 9,9% de los extranjeros; y en Canarias el 8% frente al 5,4%.

El profesor Regidor ha explicado que, "en líneas generales, la población inmigrante en España utiliza los servicios sanitarios con menor frecuencia que la autóctona, al igual que ocurre en otros países". Esto podría deberse a que los inmigrantes encuentran diversas barreras de acceso a los servicios sanitarios relacionadas con el entramado administrativo, o por cuestiones culturales, lingüísticas o religiosas. Otra razón podría ser la buena salud de este colectivo a su llegada a España. "Es sabido que aquellos sujetos que emigran están más sanos que los que se quedan en sus lugares de origen, una ventaja que suele alargarse durante un largo periodo de tiempo", indica el análisis.

Según el presidente de la Fundación de Ciencias de la Salud, estos datos sirven para desmentir que los inmigrantes son quienes más usan el SNS. "El objetivo de este estudio es sacar a la luz los prejuicios de los españoles respecto a la población inmigrante", ha explicado Diego Gracia.

Menos mamografías

Los inmigrantes acuden mucho menos que los pacientes nacionales a las consultas de los especialistas y médicos privados, como el dentista. Asimismo, solicitan menos los servicios preventivos como, entre las mujeres, la realización de una mamografía o citología. En las encuestas de Cataluña y Madrid, que recogen las visitas al especialista en los últimos 15 días, los inmigrantes acudieron a estos doctores un 5,7% en comparación con el 8,9% de los nacionales, y en Madrid un 4,7% frente al 8,5%.

En la Comunidad Valenciana y Canarias, que miden las visitas al especialista en los últimos 12 meses, en ambas comunidades fueron un 38% los inmigrantes que recurrieron a estos médicos, frente al 42% de españoles que acudió a especialistas en Valencia y al 56% que lo hizo en Canarias.

Respecto al acceso de las inmigrantes entre los 35 y los 74 años a pruebas preventivas como la mamografía o la citología en el último año, el informe destaca que las mujeres españolas son las que más usan estos servicios en todas las comunidades analizadas, el 50% como media en las cuatro regiones, mientras que el acceso de las extranjeras está entre el 30% y el 18%, siendo menor entre las mujeres latinoamericanas, asiáticas o de Europa del Este.

Excepciones

Llama la atención como "excepciones" el importante porcentaje de latinoamericanos que acude a urgencias, sobre todo en Cataluña (en el último año fueron casi el 35% frente al 31% de nacionales) y en Madrid (fue el 17% frente al 15,7% de españoles). También en Valencia, un 30% frente a un 27,5%.

Para el director de Inmigración de la Comunidad de Madrid, esta gran afluencia de los inmigrantes a los servicios de urgencias se debe a un problema de desinformación sobre los protocolos a seguir para acceder a los servicios sanitarios, una deficiencia que la región de Madrid espera subsanar con diversas iniciativas incluidas en el nuevo Plan de Integración de la CAM para 2009, según Gabriel Fernández Rojas.

Otro dato que llama la atención es el número de africanos que alguna vez han sido hospitalizados en el último año en la Comunidad de Madrid, porcentaje que supera ampliamente la media nacional. "Desconocemos los motivos por los que se produce esta situación, que merece futuros estudios cualitativos del problema", ha concluido el profesor Regidor.

La Fundación de Ciencias de la Salud es una entidad sin ánimo de lucro que pretende ser un lugar de encuentro para los distintos sectores sociales involucrados en el mundo de la sanidad. Fundada en 1991, sus objetivos prioritarios giran en torno a la bioética, la salud, la ciencia y las humanidades, con un amplio elenco de actividades y proyectos.