Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Homenaje en Barcelona a los ciclistas de Glasgow que apoyaron a la II República

Los trece miembros del club ciclista han recorrido 1.700 kilómetros.- En 1938 Geoff Jackson y Ted Ward atravesaron toda Francia hasta Barcelona, recaudando unas 300 libras esterlinas, que destinaron a la atención de mujeres y niños víctimas de la Guerra Civil

Un grupo de trece ciclistas del Club Clarion 1895 de Glasgow ha llegado esta mañana a Barcelona para rememorar el viaje que hicieron dos de sus socios, en 1938, con el fin de recaudar fondos para las víctimas de la Guerra Civil española. Los ciclistas escoceses han llegado a primera hora de la mañana a la capital catalana y se han dirigido al cementerio de Montjuïc, donde han hecho una breve parada para realizar una ofrenda floral por los republicanos caídos durante el conflicto bélico. Posteriormente, se han dirigido a la sede de la UGT de Cataluña, donde han sido recibidos por el secretario general del sindicato, Josep Maria Álvarez.

El dirigente sindical ha recordado que se pagó "un precio muy caro para ser libres" y ha señalado que hoy "podemos dar la bienvenida, en democracia, a algunos de los herederos que lucharon por nuestras libertades". A mediodía han llegado al Ayuntamiento de Barcelona y han sido recibidos por el alcalde en funciones, Ricard Gomà, al que han hecho entrega de una carta del alcalde de la ciudad de Glasgow. Gomà ha resaltado el esfuerzo de los ciclistas en la lucha contra "la imposición" que supuso el golpe de estado y ha afirmado que sus testimonios fueron vitales en el proceso democrático y lo son, actualmente, "en un momento de reconstrucción de la memoria histórica".

Han recorrido 1.700 kilómetros

Los trece miembros del club ciclista salieron de Glasgow el pasado 30 de julio y recorrieron, pedaleando, todo el Reino Unido hasta llegar al puerto de Southampton, donde tomaron un barco hasta Bilbao. El jefe de la expedición, Charles Jepson, de 67 años, ha explicado que llevan acumulados unos 1.700 kilómetros y que, durante este período, han estado en contacto con pueblos y ciudades con los que quieren establecer una larga relación. "El recibimiento que nos ha dado el pueblo español ha sido conmovedor. Nos han hecho muchos regalos, pero lo que más apreciamos es su amistad", ha sentenciado, visiblemente emocionado, Jepson.

Por su parte, Manuel Moreno, otro de los expedicionarios, ha insistido en la importancia de "defender los derechos que se derivan de las libertades" y ha reclamado mantener una actitud vigilante con el fascismo, "porque siempre está ahí". "La libertad solo vendrá del pueblo y de los sindicatos", ha concluido Moreno. Este expedicionario ha recordado que las raíces del proyecto se remontan a julio de 1936, fecha en la que debían celebrarse, en Barcelona, los Juegos Olímpicos de los Trabajadores, una iniciativa deportiva para luchar contra el fascismo.

Recaudar dinero para ayudar a las víctimas de la guerra

Estos Juegos Olímpicos nunca se materializaron debido al alzamiento militar contra la República, que tuvo lugar el día en que debía celebrarse la sesión inaugural, iniciándose así la Guerra Civil española, lo que originó el regreso de los ciclistas a Escocia, donde formaron parte de los Comités de Solidaridad con la República. En 1937, algunos de estos ciclistas decidieron recaudar dinero para ayudar a las víctimas de la guerra, por lo que se pusieron en contacto con ayuntamientos, asociaciones, sindicatos y centros de la comunidad de cada pueblo y ciudad del Reino Unido por donde tenían previsto pasar.

La delegación del club ciclista Clarion 1895 ha organizado este viaje para rememorar el que hicieron, en 1938, dos de sus miembros, Geoff Jackson y Ted Ward. Ellos emprendieron el viaje en mayo de dicho año, atravesando toda Francia, para llegar hasta Barcelona, logrando recaudar unas 300 libras esterlinas, que destinaron a la atención de mujeres y niños víctimas de la Guerra Civil española.

Con esta travesía también pretenden homenajear a otros dos socios del club, Ray Cox y Roy Watts, que apoyaron a la República como miembros de las Brigadas Internacionales y que fallecieron en combate con 22 y 23 años, respectivamente.