Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La hija del 'monstruo de Amstetten' detalla su tortura

El diario británico 'The Sun' publica las declaraciones de Elisabeth Fritzl ante el juez

Por primera vez Elisabeth Fritzl, la hija de 42 años del llamado monstruo de Amstetten, Josef Fritzl, ha hablado sobre los horrores que durante casi 25 años sufrió en el sótano de la localidad austriaca en la que permaneció recluida contra su voluntad y donde dio a luz a siete hijos engendrados por su propio padre.

Liberada el pasado mes de abril, Elisabeth ha narrado ante el juez las vejaciones a las que ella y sus hijos fueron sometidos. Las declaraciones han sido publicadas por el tabloide británico The Sun y recogidas por The Times.

La mujer afirma que llegó a ser violada hasta tres veces en una semana y que si intentaba resistirse eran sus hijos quienes lo pagaban. Asegura que Fritzl les amenazaba con dejarles morir de hambre y pudrirse si no se plegaban a su voluntad.

"Fue brutal conmigo", relató Elisabeth a la juez Andrea Humer. "Si no aceptaba mantener relaciones sexuales con él entonces los niños sufrirían. Sabíamos que nos pegaría o que sería malo con nosotros", añade. "Decía que podía cerrar la puerta cuando quisiera y que entonces veríamos cómo íbamos a sobrevivir", afirma Elisabeth quien asegura que siempre creyó las amenazas de su padre.

"Era omnipotente"

La mujer afirma que, cuando Fritzl no estaba, en el búnker trataban de llevar una vida lo más convencional posible. "Cuando se iba nosotros vivíamos nuestra propia vida; pero cuando él estaba allí todo era silencio. Simplemente era omnipotente".

"Se comunicaba mediante palabrotas. Me insultaba a mí a los niños. Cuando estábamos a la mesa y alguien cogía mal el cuchillo o no quería comer entonces había abusos verbales. No dejaba que los chicos desarrollaran su propia personalidad. Simplemente no dejaba que los niños tuvieran su propia voluntad", declara Elisabeth ante la juez Humer.

Elisabeth vivía junto a una de sus hijas y dos niños en un búnker sin ventanas y con la puerta bloqueada, construido por el propio Fritzl bajo su casa en Amstetten. Otros tres hijos de la mujer vivían con el matrimonio Fritzl en la superficie.

Un séptimo vástago, un bebé al que Elisabeth dio a luz en el sótano, murió al poco de nacer. Los supervivientes fueron liberados cunado la hija mayor, Kerstin, enfermó súbitamente y fue llevada la hospital tras los ruegos de Elisabeth a su padre.

La esposa del 'Fritlz polaco': "A pesar de todo, amaba a mi marido"

La madre de Alicja, la joven que fue encerrada y violada sistemáticamente por su padre durante los últimos seis años en una relación de la que nacieron dos niños (un caso que recuerda al de Josef Fritzl), lamentó ayer lo sucedido y reconoció que conocía los hechos "desde el principio", aunque a pesar de todo amaba a su marido. "Mi esposo quitaba el picaporte de la puerta, se encerraba con nuestra hija en la habitación y a mí me ordenaba ir arriba a ver la televisión", explicó la mujer en una entrevista con la cadena TVN.

Mientras, la opinión pública polaca se pregunta porqué la madre de Alicja esperó seis años y no decidió denunciar los hechos antes, algo por lo que podría ser condenada hasta a tres años de prisión. (EFE / ELPAÍS.com)

Más información