Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Uno de cada cuatro niños se siente solo al llegar a casa

El informe sobre la infancia de la Fundación SM resalta que casi la mitad de los menores entre 6 y 11 años tienen móvil

Videojuegos, televisión, teléfono móvil y soledad... El 27% de los niños de España se sienten solos al llegar a casa tras la jornada el escolar y echan mano de la tele o el ordenador para pasar el rato, según destaca la Encuesta de Infancia en España 2008 presentada hoy en Madrid y que ha sido realizada por la Fundación SM, la Universidad Pontificia Comillas-ICAI-ICADE y el Movimiento Junior AC. El estudio señala además que los niños que viven en pueblos son más felices que los de ciudad.

Las encuestas fueron realizadas a 15.000 niños escolarizados de todo el territorio nacional, divididos en dos muestras con cuestionarios casi coincidentes, uno para los niños de 6 a 11 años y el otro por los de 12 a 14 años. Rosalía Mota, autora del estudio junto a Fernando Vidal, ha destacado que se trata de "la primera investigacón de ámbito nacional donde se ha preguntado directamente a los niños sobre su vida cotidiana y su visión del mundo".

Es significativo el alto porcentaje de chavales entre los 6 y 11 años que disponen de teléfono móvil, un 43%. El móvil es el aparato por el que unos niños que se sienten solos consiguen comunicarse con sus padres. Un 17% de los menores encuestados, tras pasar la mañana en el colegio, no ve a sus progenitores en toda la tarde. La soledad es más acusada, según el estudio, entre los hijos de padres inmigrantes. En un porcentaje elevado (20%) el padre no está en casa a la hora de cenar. Para Fernando Vidal existe "un porcentaje del 10-20% de niños en riesgo social de aislamiento, donde uno de cada cinco niños tiene un comportamiento cada vez más pasivo".

Violencia en el 'cole'...

El estudio destaca que la violencia directa en los colegios no es tan acusada. Una minoría (114.000 de 6 a 14 años) confiesa que sí sufre violencia en la escuela. La violencia sistemática la sufren un 4% de los niños de 6 a 11 años y el 1'3% de los preadolescentes.

El 62% de los niños dice que nunca le ha pegado nadie en el colegio. Hasta los 11 años a la mayoría de los niños les insultan con frecuencia (45%) y en la preadolescencia. Un 64% de niños dice que nadie merece ser marginado y el 57% de los niños rechaza la violencia tajantemente incluso en defensa propia. Sin embargo, los niños más mayores creen que deben pegar para defenderse.

Además, hay más de 25.000 niños de 6 a 14 años que dicen no tener ningún amigo en el colegio; 360.000 niños de 6 a 14 años sienten soledad en la escuela y un 23-26% de niños dice que sus compañeros no les defenderían o tienen dudas de que lo hicieran en caso de verse amenazados. Cabe destacar, asimismo, que en el colegio, los niños de inmigrantes están más solos, se les maltrata más y son menos violentos que los hijos de no inmigrantes.

Los menores sienten que sus padres están muy interesados en los contenidos que estudian. El 74% de los niños de 6-11 años y al 52% de los preadolescentes alguien de su familia les echa una mano en sus deberes escolares. Aunque hay más de 1,2 millones de niños de 6 a 14 años a los que nadie ayuda con los estudios. Desde los 9 años la ayuda el estudio va decayendo.

... y violencia en el hogar

La inmensa mayoría de los menores no sufre violencia en el hogar. Al 93% de los niños de 6 a 11 años y al 82% de los preadolescentes sus padres no les insultan con frecuencia y al 90% de los niños y 86% de los preadolescentes tampoco les pegan sus padres habitualmente. Sin embargo, las tendencias del estudio indican que hay 175.000 niños y 140.000 preadolescentes a los que al menos uno de sus padres pega con frecuencia.

Familias no tradicionales

El estudio señala que "la familia tipo está formada por niños que viven con sus dos padres y un hermano, ya que el 49% de los niños vive en hogares formados por cuatro personas. Cuanto menor es la población más probable es que el niño tenga un único hermano".

Los padres del 12% de los menores entre 6 y 12 años están separados o divorciados, según el informe, que señala que sólo el 1% de los niños carece de padre y madre. Cabe destacar que la mayoría de los divorcios se da entre los padres de niños de clase baja, con un 14'4% y es en este tipo de familias donde en menor medida los padres reconstruyen sus vidas con nuevas parejas. El 14% de los niños españoles vive con alguno de sus abuelos, aunque esta situación es más típica del ambiente rural, además, tres cuartos de los menores españoles de 6 a 14 años tratan semanalmente con alguno de sus abuelos.

Ocio y tiempo libre

Casi la mitad (47%) de los niños entre 12 y 14 años, preadolescentes, ya sale con sus amigos de noche. Por otro lado, la mayor parte de los niños realiza actividades deportivas y un 44% pertenecen a asociaciones. Aun así, los niños quieren más actividades y pertenecer más a asociaciones. Un tercio de ellos participa en actividades artísticas, de naturaleza, de tiempo libre, religiosas o solidarias.

Muchos de los niños (más de la mitad) llegan a casa con ganas de leer, pero a medida que crecen la tasa de lectura, advierten los autores del informe, se desploma. "A menor clase social, menos se lee diariamente. Hay un cuarto de la infancia que no tiene incorporado el hábito de la lectura", señala el informe. En cuanto a la televisión, la mayoría reconce verla "un rato cada día". El 23% (más de medio millón de niños) pasa toda la tarde viendo la tele.

En cuanto al uso de Internet y los videojuegos, más de la cuarta parte de los preadolescentes (27%) nunca ha navegado por la Red, porcentaje que sube hasta el 40,2% en el caso de los niños entre 6 y 11 años. Un 20% de los preadolescentes navega "casi todos los días". El 40% de los niños de 6 años juegan a los videojuegos. Un 33% de los encuestados de 14 años también juegan asiduamente. El uso del móvil en la franja de edad de 12 a 14 es común al 82% de los encuestados. El 43% de los niños entre 6 y 11 años tienen móvil.

Fe y valores

Por lo que respecta a la religión, el 80% de los niños españoles son cristianos, creen en Dios y rezan. "Dos tercios van a misa ocasionalmente y dos quintos van a misa casi cada semana. En la preadolescencia las proporciones varían: cuatro quintos son cristianos, tres quintos creen en Dios y rezan alguna vez, la mitad va alguna vez a misa y un quinto va a misa casi semanalmente", señala el estudio. Las niñas son más religiosas que los niños.

Violencia y la exclusión social son, para los niños, los mayores problemas mundiales. Los que más les afectan a ellos directamene son el hambre, la pobreza o la desigualdad.

El informe señala que "en la preadolescencia, los encuestados varían significativamente la ponderación de los distintos aspectos. Hace aparición un nuevo factor que es la droga, señalada por un 2%. Se da menos importancia la muerte como problema general. El terrorismo también es señalado en menor medida y la guerra recibe algo de menos apoyo. En cambio, se duplica y triplica la mención de hambre y la pobreza. Es decir, que en la preadolescencia la preocupación por la violencia se transforma en una mayor denuncia de la injusticia. Se manifiesta una fuerte conciencia social en la infancia que crece en la preadolescencia en busca de una mayor sed de justicia. Los niños de clases más bajas se preocupan por la violencia y los más ricos por la injusticia".

Datos de la muestra

Para obtener la muestra, se ha seleccionado a la población infantil comprendida entre los 6 y 14 años de edad, realizando para ello las entrevistas en los colegios. Más de 15.000 encuestas en todo el territorio nacional avalan una muestra de 9.174 cuestionarios válidos. Para la realización del trabajo de campo se consideró que la opción más viable era entrevistar a los niños en colegios, de tal manera que operativamente la muestra se limitaba a niños matriculados en primaria y secundaria. Con el objetivo de garantizar el máximo de aleatoriedad posible, dispersando para ello la realización de entrevistas, se seleccionó sólo un colegio por localidad y sólo un aula por cada centro. Dentro de cada estrato poblacional, se eligieron al azar tanto los centros educativos como las aulas. La encuesta se planteó en realidad como una doble encuesta ya que se realizaron dos cuestionarios casi coincidentes y que constituyeron dos muestras representativas independientemente. La primera se centro en los niños de 6 a 11 años, y la segunda de 12 a 14 años.

Más información