Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los descubridores del virus del sida y del papiloma humano, Nobel de Medicina

Se trata de los franceses Françoise Barré-Sinoussi y Luc Montagnier, y del alemán Harald zur Hausen

El Instituto Karolinska de Estocolmo ha distinguido con el Nobel de Fisiología o Medicina 2008 a tres investigadores consagrados a la lucha de enfermedades que afectan a millones de personas en todo el mundo. Se trata de tres virólogos, el alemán Harald zur Hausen y los franceses Françoise Barré-Sinoussi y Luc Montagnier. El primero de ellos ha sido premiado "por su descubrimiento de los virus del papiloma humano causantes del cáncer cervical" o también llamado de útero, el segundo cáncer más común entre las mujeres. Los dos científicos franceses han sido reconocidos "por su descubrimiento del VIH", el agente causante del síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA).

Tras la detección de los primeros casos de sida en 1981 en EE UU, numerosos equipos de científicos comenzaron a buscar el agente culpable de la enfermedad. Dos años después, en 1983, un grupo de especialistas del Instituto Pasteur de París liderado por Françoise Barré-Sinoussi y Luc Montagnier descubrieron el virus causante del sida a partir del análisis de los hinchados ganglios linfáticos de pacientes severamente inmunodeprimidos. Barré-Sinoussi y Montagnier definieron el virus encontrado como lymphadenopathy-associated virus (virus asociado a la linfoadenopatía, LAV), que después recibiría el nombre definitivo de human immunodeficiency virus (virus de la inmunodeficiencia humana, VIH).

La Academia sueca destaca que nunca antes la ciencia había logrado en tan corto espacio de tiempo encontrar el origen de un síndrome que devino en pandemia. Esto ha permitido determinar el comportamiento del virus, el diagnóstico de la enfermedad y limitar la expansión del sida gracias al desarrollo de antivirales, que han posibilitando que, actualmente, la esperanza de vida de las personas con sida sea prácticamente la misma que la de aquellas sin el virus. Los científicos creen que el VIH pasó de los chimpancés a los humanos en el oeste de África a principios del siglo XX, aunque lo que no se sabe aún es por qué se extendió tan rápidamente a partir de 1970.

Espaldarazo a Montagnier respecto a Gallo

En la actualidad, Françoise Barré-Sinoussi, nacida en 1947, trabaja en el departamento de Virología del Instituto Pasteur de París. Luc Montagnier, nacido en 1932, forma parte de la Fundación Mundial para la Investigación y Prevención del Sida de París.

El Nobel es un espaldarazo a Montagnier en la polémica sobre la paternidad del hallazgo del virus que durante la década de los 80 mantuvo con el estadounidense Robert Gallo. Ambos sellaron la paz años más tarde para unir esfuerzos en la lucha contra la pandemia, después de que Gallo admitiera la paternidad francesa. Montagnier y Gallo compartieron en 2000 el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica por sus trabajos sobre el VIH.

En contra de las teorías dominantes en la década de 1970, Harald zur Hausen (Gelsenkirchen, 1936), quien actualmente preside el Centro de Investigación de Heidelberg, postuló que el virus del papiloma humano (HPV, por sus iniciales en inglés) jugaba un importante rol en el desarrollo del cáncer cervical, el segundo más común entre las mujeres. A partir de estudios con liebres, el investigador alemán logró aislar dos cepas del virus del papiloma humano implicadas en el 70% de los tumores de cuello de útero. Sus descubrimientos permitieron el desarrollo de la vacuna contra el papiloma humano, en el mercado desde 2006.

El premio de Medicina está dotado con diez millones de coronas suecas (un millón de euros) y, como el resto de galardones Nobel, se entregará el próximo 10 de diciembre, aniversario de la muerte de su fundador, Alfred Nobel. Los tres galardonados hoy suceden a los genetistas Mario Capecchi, Oliver Smithies y Martin J. Evans, premiados en 2007 por sus descubrimientos relacionados con las células madres embrionarias y la recombinación del ADN en mamíferos. Zur Hausen se llevará la mitad de los diez millones de coronas con que está dotado el galardón, mientras que los dos franceses se repartirán la otra.

El anuncio del Nobel de Medicina abre la ronda de estos prestigiosos premios, que continuará esta semana, día a día, por este orden, con los de Física, Química, Literatura y de la Paz; y finalizará el próximo lunes día 13 con el de Economía.