Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Benedicto XVI defiende la beatificación de Pío XII en el 50 aniversario de su muerte

Historiadores y la comunidad judía se oponen al proceso por considerar que el Papa Pacelli fue insensible al Holocausto

Benedicto XVI ha celebrado este jueves en el Vaticano una misa con motivo del 50 aniversario de la muerte de Pío XII, ocurrida el 9 de octubre de 1958. El Pontífice ha defendido su memoria y se ha mostrado partidario de su beatificación, a la que judíos y muchos historiadores se oponen por considerar que el Papa Pacelli era antisemita y guardó silencio ante el Holocausto durante la Segunda Guerra Mundial, algo que siempre ha negado la Santa Sede.

El proceso de beatificación de Pío XII, que gobernó la Iglesia católica desde el 2 de marzo de 1939 al 9 de octubre de 1958, fue abierto en la década de los 60 por el Vaticano, sin dar, de momento, resultados, ya que hay numerosa documentación todavía sin estudiar.

El rabino jefe de Haifa (Israel), Shear-Yashuv Cohen, se mostró el pasado lunes contrario a la beatificación de Pío XII, porque, según dijo, no levantó la voz contra el régimen de Hitler. "Creemos que no debería ser beatificado o tomado como modelo quien no levantó la voz, aunque sí de manera secreta intentó ayudarnos", señaló el rabino tras participar como invitado especial en el Sínodo de Obispos del Vaticano. Shear-Yashuv Cohen agregó que "queda el hecho de que no habló, tal vez porque tuviera miedo o por otros motivos. Pero la realidad es que este hecho no podemos olvidarlo".

Un día después de las declaraciones de Shear-Yashuv Cohen, el secretario de Estado de la Santa Sede, Tarsicio Bertone, en un artículo publicado en el diario vaticano L'Osservatore Romano, indicó que Pío XII ordenó a las instituciones religiosas católicas que protegieran a los judíos y refugiados durante la ocupación nazi de Italia. Bertone se basa en un estudio italo-americano de la hermana Mary Margaret Marchionne publicado estos días por la editorial del Vaticano.

Bertone cita una circular de la Secretaría de Estado, con fecha del 25 de octubre de 1943 y con las iniciales de Pío XII, en las que al parecer el Papa Pacelli daba órdenes a las instituciones religiosas y a todas las de la Iglesia católica para salvar al mayor número posible de judíos. El Secretario de Estado vaticano recordó que "muchas veces durante la Segunda Guerra Mundial el Gobierno fascista se encargó de cortar la electricidad para que Radio Vaticana no pudiera emitir" y la voz del Papa no pudiera ser escuchada.

Tarsicio Bertone aludió también a la escasez de papel en aquellos días para reproducir los pensamientos y las enseñanzas de Pío XII contra el nazismo y el fascismo, así como a varios "incidentes" por los que se perdieron o fueron destruidos algunos números del L'Osservatore Romano que contenían aclaraciones, actualizaciones y notas políticas.

Ya en febrero pasado Benedicto XVI manifestó, en la recepción de los miembros de la fundación Pave the Way Foundation, formada por judíos y cristianos, que Pío XII "no ahorró esfuerzos" para ayudar a los judíos perseguidos por los regímenes nazi y fascista. El Pontífice destacó que de ese Papa, al que le tocó vivir los años de la Segunda Guerra Mundial, "se ha hablado mucho y no siempre se ha hecho justicia con su labor".