Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Inaugurado el acelerador de partículas pese a la avería que lo mantiene parado

Sólo Suiza ha estado representada por su jefe de Estado.- Altas personalidades políticas, hoy ausentes, habían confirmado su presencia antes de producirse el fallo

El Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN) ha inaugurado hoy oficialmente su proyecto estrella, el mayor acelerador de partículas del mundo, en una ceremonia deslucida por la avería que lo mantiene parado y por la ausencia de las altas personalidades que se esperaban. Al acto, que ha tenido lugar esta tarde, han asistido unos 1.500 invitados, encabezados por los representantes de los países miembros del proyecto y de los otros muchos que han participado en él. Pero a diferencia de los planes que se habían hecho cuando se preveía que el Gran Colisionador de Hadrones (LHC) estuviera en marcha para esta fecha, no han asistido los jefes de Estado que habían confirmado su presencia en la ceremonia inaugural, entre ellos el francés y presidente de turno de la UE, Nicolas Sarkozy.

Francia, en cuyo territorio ha tenido lugar el acto, ha estado representada por su primer ministro, François Fillon, y otros Estados miembros europeos por sus ministros o viceministros. En nombre de España ha acudido el secretario de Estado para la Investigación, Carlos Martínez. El presidente suizo, Pascal Couchepin, por cuyo suelo también se extiende el largo túnel subterráneo de 27 kilómetros donde se encuentra el acelerador, ha sido el único jefe de Estado presente.

Los responsables del CERN así como los principales representantes políticos han quitado importancia a la avería del Gran Colisionador de Hadrones, y han asegurado que eso no cambia las grandes perspectivas que se abren con este proyecto que ha costado 4.000 millones de euros y con el que se quiere desentrañar los misterios del Universo.

"El LHC es un proyecto audaz, que ha necesitado más de 20 años de planificación y que nos permitirá investigar el 96% del Universo que nos es desconocido, y aunque hoy es una fiesta, no puedo negar que siento decepción por el incidente que ha obligado a parar la máquina", ha dicho el director general del CERN, Robert Aymar.

Adrià, en el café

El plato fuerte de la ceremonia ha sido un buffet de "gastronomía molecular" servido a los 1.500 invitados por el cocinero italiano Ettore Bocchia, después de que el chef catalán Ferran Adrià desmintiera su participación en esta comida y su nombre desapareciera de los comunicados del CERN. Adriá ha sido, no obstante, el encargado del café servido tras el almuerzo, su innovador Espesso, creado para una reconocida marca de café italiana y que es el único café del mundo que se toma con cuchara.

La avería que mantendrá parado el acelerador se produjo sólo diez días después del lanzamiento del proyecto el 10 de septiembre, cuando los científicos del laboratorio lograron que el primer haz de protones circulara y diera una vuelta completa por el gigantesco túnel de 27 kilómetros de circunferencia que constituye el acelerador, situado bajo la frontera suizo-francesa, a las afueras de Ginebra. Pero tras diez días de operación, una avería en uno de los ocho sectores que conforman el acelerador obligó a parar el experimento, que no volverá a arrancar hasta abril de 2009.

El problema se debió a una importante fuga de helio en el sector 3-4 del túnel, y según ha informado el CERN después de realizar las investigaciones necesarias, "se ha confirmado que se debió a una conexión eléctrica defectuosa entre dos imanes del acelerador". "Este incidente fue un acontecimiento imprevisto, pero ahora estoy seguro de que podremos realizar las operaciones necesarias y hacer todo para que no vuelva a suceder nada parecido y podamos proseguir nuestros objetivos de investigación", afirmó hace unos días el director general del CERN.

La ceremonia de inauguración también ha incluido un concierto audiovisual, Orígenes, con música de Philip Glass interpretada por la Orquesta de la Suiza Romanda.