Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La adicción a Internet, un "desorden clínico" como el alcoholismo

El Ministerio de Salud de China planea incluir el abuso de la Red en su listado de trastornos

La adicción a Internet podría pasar de ser un mal hábito a figurar entre los "desórdenes clínicos", como el alcoholismo o la ludopatía, en China, según un manual de diagnóstico elaborado por varios psicólogos del Hospital General Militar de Pekín, informa hoy el diario oficial China Daily. Los principales síntomas de tal adicción son, de acuerdo con el texto, la navegación por Internet durante más de 6 horas al día y la tensión y el enfado del usuario cuando no puede conectarse a la Red. Según el rotativo, en caso de ser aprobado por el Ministerio de Salud, el manual se convertirá en el primero del mundo en su género. El médico experto en adicciones Tao Ran, miembro del hospital que ha desarrollado el manual de diagnóstico, ha asegurado que es muy probable que el Gobierno lo apruebe el año que viene, por lo que resultará más sencillo detectar el bautizado como Internet Addiction Disorder (IAD, desorden de adicción a Internet).

El documento señala que básicamente los internautas adictos reparten su tiempo en cinco actividades: juegos online, visita a páginas pornográficas, redes sociales virtuales, compras por Internet y navegación en general.

Una investigación realizada el año pasado por la compañía InterActiveCorp reveló que el 42% de los internautas chinos se confesaron "adictos" a la Red, frente a un 18% de los estadounidenses.

El tratamiento para esta adicción, según el China Daily, es prohibir la conexión a Internet a los pacientes antes del apoyo psicológico y complementar éste con actividades en grupo, procedimiento que se sigue también para combatir la ludopatía o el alcoholismo. El sentimiento de soledad suele estar detrás de buena parte de las adicciones a Internet, según los expertos.

China es el país con mayor número de internautas del mundo, 221 millones, por delante de los 215 millones de Estados Unidos.