Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Vaticano se opone a la despenalización universal de la homosexualidad

El observador permanente de la Santa Sede considera que los Estados que no acepten el matrimonio entre personas del mismo sexo serán sometidos a presiones

El observador permanente de la Santa Sede en Naciones Unidas, monseñor Celestino Migliore, se ha opuesto al proyecto que Francia, como presidente de turno de la Unión Europea, presentará ante la ONU para promover la despenalización universal de la homosexualidad, según recoge este lunes la prensa italiana. Migliore ha estimado que la propuesta francesa podría crear nuevas discriminaciones porque los Estados que no reconozcan las uniones homosexuales serán "sometidos a presiones".

Según Migliore, "todo aquello que favorece el respeto y la tutela de las personas forma parte de nuestro patrimonio humano y espiritual" y añade que "el catecismo de la Iglesia Católica dice, y no es de hoy, que en las relaciones con las personas homosexuales se debe evitar cualquier señal de injusta discriminación".

Sin embargo, el observador permanente en la ONU considera que la propuesta francesa de despenalización de la homosexualidad es "otra cuestión". Para Celestino Migliore, "con una declaración de valor política, suscrita por un grupo de países", se pide a los Estados y a los mecanismos internacionales que añadan "nuevas categorías protegidas de la discriminación, sin tener en cuenta, que, si se adoptan, crearán nuevas e implacables discriminaciones". Ha explicado, a modo de ejemplo, que "los Estados que no reconozcan la unión entre personas del mismo sexo como "un matrimonio" serán "sometidos a presiones".

Italia se desmarca

Fuentes del ministerio italiano de Asuntos Exteriores se han desmarcado de la postura vaticana y han confirmado que Italia, al igual que los otros 26 países comunitarios, ha firmado la propuesta de despenalización universal de la homosexualidad en el mundo que la presidencia francesa presentará ante la ONU.

Con respecto al aborto, Celestino Migliore se ha declarado "indignado y entristecido" por el hecho de que algunas asociaciones promuevan, en el seno de la Asamblea General de Naciones Unidas, su inclusión entre los Derechos Humanos. La iniciativia "representa la introducción del principio homo homini lupus, el hombre es un lobo para el hombre", ha afirmado el observador de la Santa Sede, que ha tildado la iniciativa de "barbarie moderna" que "nos lleva a desmantelar nuestra sociedad".