Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 60% de los españoles pagaría un impuesto para proteger el medio ambiente

Un 40% cambiaría sus hábitos de consumo y ocio para conservar el patrimonio natural

El 60% de los españoles aprobaría pagar un impuesto para proteger el medio ambiente. Así lo afirma un estudio para el que se ha entrevistado a más de 1.200 ciudadanos de toda España.Según los datos extraídos, más del 80% de los ciudadanos consultados se muestran "muy" o "bastante" preocupados por la situación del patrimonio natural en España. Un 73% opina que es necesario intervenir para evitar la desaparición de especies silvestres en determinadas zonas de nuestro país. Este estudio, presentado esta mañana en rueda de prensa ha sido elaborado por la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente en colaboración con TNS Demoscopia y el equipo de Investigación de Psicología Ambiental de la Universidad Autónoma de Madrid, con el apoyo del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino.

La investigación persigue dar a conocer la percepción de la sociedad sobre la situación del patrimonio natural y la biodiversidad, así como sobre la relación del desarrollo rural con la conservación de las especies de fauna y flora silvestres.

Cambio de hábitos de consumo

El estudio revela que cuatro de cada diez españoles cambiaría sus hábitos de consumo y ocio para contribuir personalmente a conservar el patrimonio natural y la biodiversidad mientras que ocho de cada diez estaría de acuerdo en incentivar o impulsar la compra de productos de agricultura ecológica. Por otra parte, el 40% de los encuestados proponen conductas más relacionadas con lo que algunos autores han denominado "militancia ambiental" siempre que estas sean de bajo coste personal, como la implicación en tareas de concienciación y divulgación.

En la actualidad España es el país europeo con mayor biodiversidad, y la pérdida de especies es uno de problemas medioambientales más acuciantes. Por otra parte, existe un vínculo ineludible entre el desarrollo rural y la conservación de biodiversidad que los ciudadanos han valorado positivamente.

Para cuatro de cada cinco entrevistados el avance y desarrollo de las zonas rurales garantizaría la conservación de la naturaleza y la protección de las especies silvestres, además de mejorar la calidad de vida de las personas en las ciudades. Además la mayoría de encuestados cree que la recuperación de especies amenazadas aumenta el valor de las zonas rurales. Esto se debe a que la población percibe el abandono del campo como tercera causa de pérdida de biodiversidad (17%,) por detrás de la contaminación (28%) y la construcción (30%) y por delante del cambio climático (16%).

Por este motivo, más de la mitad de los españoles entrevistados (52%) ha afirmado que pagaría un impuesto para fomentar el desarrollo y avance de las zonas rurales. Sin embargo, según los datos obtenidos, la sociedad está más preocupada por las consecuencias negativas que el deterioro ambiental les acarree, que por la naturaleza en sí misma. Los ciudadanos aseguran que la pérdida de especies les afectará directamente tanto en la salud (31%) como en la calidad de los alimentos (31%).