Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gates libera un enjambre de mosquitos en una conferencia para sensibilizar sobre la malaria

El filántropo ha comprometido más de 150 millones de euros para la búsqueda de una vacuna

"No sólo los pobres deberían experimentar esto". Y, ni corto ni perezoso, el cofundador de Microsoft Bill Gates abrió un frasco lleno de mosquitos sobre el escenario de un encuentro sobre tecnología celebrado ayer en Long Beach (California, Estados Unidos), informa la página web del congreso Tecnología, Entretenimiento y Diseño (TED) 2009 en el marco del cual se produjo el gesto. Ante el estupor del público, el filántropo y millonario tranquilizó a la audiencia asegurando que se trataba de mosquitos comunes libres de malaria.

La maniobra de Gates, quien denuncia que los laboratorios gastan más en investigar tratamientos contra la calvicie que contra la malaria, es parte de su campaña para movilizar fondos contra la enfermedad, transmitida por el mosquito anófeles, que afecta cada año a unos 250 millones de personas. De ellas, 900.000 mueren anualmente, sobre todo niños menores de cinco años (se calcula que representan el 90% de los fallecimientos).

La Fundación Bill & Melinda Gates se propuso hace dos años en una conferencia en Seattle (Estados Unidos) erradicar la malaria en el mundo y ha comprometido más de 150 millones de euros para buscar una vacuna, la única solución permanente para esta enfermedad.

La malaria se puede prevenir repartiendo mosquiteras y con un tratamiento que combina fármacos tradicionales con artemisinina, una planta de origen chino que se está intentando adaptar a África, el continente más afectado.