Más de 8.000 mujeres africanas sufren a diario la ablación del clítoris

La mutilación se sigue practicando en 28 países.- Más de 90 millones de personas la han padecido

SERVIMEDIA Madrid 6 FEB 2009 - 14:13 CET

La ablación del clítoris afecta diariamente a más de 8.000 niñas y mujeres en África, continente donde es una práctica frecuente en 28 países, aunque también se han documentado casos en países de Oriente Medio (Emiratos Arabes Unidos, Israel e Iraq) y en Asia (India, Indonesia y Malasia). Así se desprende del informe más reciente de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la ablación, realizado en 2008 en colaboración con diez agencias de la ONU, titulado Eliminando la mutilación genital Femenina. Hoy se celebra el Día Mundial de la Tolerancia Cero a la Mutilación Genital Femenina.

Este estudio, como la memoria de la última Asamblea Mundial de la Salud, de mayo del año pasado, asegura que tres millones de mujeres y niñas africanas corren el riesgo de ser sometidas a esta práctica cada año, que afecta actualmente a entre 100 y 140 millones de niñas y mujeres en todo el mundo. Por su parte Unicef, en su estudio Cambiar una convención social perjudicial: la ablación o mutilación genital femenina, precisa más esta cifra y la sitúa en unos 130 millones de niñas y mujeres.

En 28 países

La OMS señala que la ablación del clítoris está extendida en 28 países africanos, es decir, más de la mitad del continente negro, que tiene 53 estados, y solamente los países del Magreb y de Africa del sur se libran de esta práctica reconocida internacionalmente como una violación de los derechos humanos y que no proporciona ningún beneficio para la salud. A pesar de ello, esta práctica afecta en buena medida a niñas y mujeres de entre 15 y 49 años de Somalia (97,9%), Egipto (95,8%), Guinea (95,6%), Sierra Leona (94%), Yibuti (93,1%), Mali (91,6%), Sudán (90%) y Eritrea (88,7%).

En esta línea, la OMS afirma que el año pasado había 79.105.692 niñas y mujeres africanas de entre 15 a 49 años afectadas, además de unos 12,4 millones de menores de entre 10 a 14 años, con lo que la cifra asciende a unos 91,5 millones en todo el continente. Además, hay documentados casos en Oriente Medio y en Asia, y de forma anecdótica en otros americanos, como Colombia y Perú, así como en comunidades emigrantes en países industrializados.

En España

En España se tuvo constancia de estas prácticas a raíz de varios casos de niñas inmigrantes que pidieron auxilio a sus profesores en el colegio y el Defensor del Pueblo también se ha hecho eco de casos en los que inmigrantes acudieron a centros sanitarios para que mutilaran genitalmente a sus hijas. El Gobierno aprobó en julio de 2005 la Ley Orgánica para perseguir extraterritorialmente la ablación femenina, que permite a los jueces asumir casos de estas prácticas aunque hayan ocurrido fuera de España.

Cruz Roja Española recuerda en un comunicado que, en colaboración con la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid), desarrolla un proyecto desde 2000 que pretende reducir la mutilación genital femenina en Mali. La delegada de Cruz Roja Española en Mali, Macarena Eseverri, indicó que la mutilación genital es una práctica ancestral muy difícil de erradicar. "En este país, la mutilación es algo asumido, algo normal que te toca por ser mujer. La mayor parte de los hombres no quieren casarse con mujeres que no estén mutiladas, pero, afortunadamente, esta situación empieza a cambiar poco a poco", agregó.

De hecho, añadió que hace tiempo esta práctica se llevaba a cabo con grandes fiestas y rituales, pero ahora se tiende a realizar a escondidas. "En ocasiones son las abuelas las que se llevan a las niñas sin que sus madres lo sepan, pero poco a poco vamos avanzando. En países limítrofes, como Costa de Marfil, Senegal o Burkina Faso, ya han aprobado leyes que prohíben la mutilación genital femenina", concluyó.

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana