Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Escándalo en la Iglesia

De la Vega afirma que el abuso de menores es delito y la ley del aborto garantiza un derecho

Responde al cardenal Cañizares, quien dijo que es peor abortar que la pederastia.- Mayor Oreja asegura que el religioso estableció "una cierta ordenación, dentro de la aberración de ambas cosas"

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha afirmado este viernes, al ser preguntada sobre las declaraciones del cardenal Antonio Cañizares en las que consideró peor abortar que los abusos sexuales a menores que "una cosa son las creencias, otra los delitos y otra cosa son las regulaciones que establece la ley para garantizar derechos y la dignidad de las mujeres en el caso de la interrupción voluntaria del embarazo".

Cañizares aseguró el pasado miércoles, en declaraciones a TV3, que "no es comparable lo que haya podido pasar en unos cuantos colegios" -en relación con los abusos a menores cometidos en escuelas católicas irlandesas entre los años 50 y 80- con "los millones de vidas destruidas por el aborto".

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, De la Vega ha dicho que no tiene nada que ver un tema con otro, ya que "no es igual que miles de niños y niñas que están bajo la tutela de algunas instituciones hayan sufrido acoso y violaciones durante años". "Los casos de violaciones en colegios católicos en Irlanda son execrables y constituyen un delito muy grave por el que deberán dar cuenta ante la justicia sus responsables", ha señalado.

El primer candidato del PP al Parlamento Europeo, Jaime Mayor Oreja, ha defendido al cardenal Cañizares porque, a su juicio, lo único que hizo fue establecer "una cierta ordenación, dentro de la aberración de ambas cosas". En declaraciones a Antena 3, Mayor Oreja ha añadido que el hecho de que la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, crea que un feto de 13 semanas es un ser vivo, pero no un ser humano, "arroja más gravedad que cualquier comparación que se pudiese establecer de qué es más odioso", si el aborto o los abusos a menores.

En ese sentido, ha señalado que la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, que pidió al eclesiástico una rectificación, "debería enjuiciar primero si está de acuerdo en que los que van a nacer no son seres humanos" antes de pedir a Cañizares que rectifique porque, después de que Aído dijera "que los que van a nacer no son seres humanos", "el criterio moral del Gobierno en ese terreno es más que relativo".

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha evitado desautorizar a Mayor Oreja y, a preguntas de los periodistas durante una rueda de prensa, ha asegurado que "el abuso a menores es uno de los peores crímenes que se pueden cometer".