Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
El debate nuclear

El Gobierno justifica la prórroga a Garoña en la creación de empleos alternativos

La planta burgalesa cesará su actividad en 2013.- El ministro de Industria asegura que para esa fecha el Ejecutivo dispondrá de un plan que garantice los puestos de trabajo en la zona

El ministro de Industria, Miguel Sebastián, ha confirmado esta tarde en una rueda de prensa la decisión del Gobierno de "permitir a la central nuclear de Garoña (Burgos) seguir operando hasta 2013, año en el que tendrá lugar el cese de actividad de la planta". Sebastián ha señalado que la decisión "no ha sido fácil, pero es una decisión meditada" que se basa en cuatro pilares: "es políticamente coherente, laboralmente responsable, técnicamente justificable y energéticamente asumible". El titular de Industria ha subrayado que la "prioridad" del Gobierno es, dada la coyuntura económica actual, garantizar los puestos de trabajo, directos e indirectos, una vez se produzca la clausura de la central.

Sebastián ha manifestado que "en este margen de cuatro años, se podrá desarrollar una buena alternativa industrial en la zona que garantice los empleos". La crisis económica, ha dicho el ministro, "aconseja un plan de actuación para paliar el impacto del cese de actividad" de la central, prevista en un principio para 2011 (cuando se cumplen los 40 años para los que fue diseñada). El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) abogaba por aplazar el cierre diez años más.

El ministro de Industria ha asegurado que el Gobierno "cumple así su programa electoral de 2008, que apuesta por la economía sostenible, el ahorro energético y las energías renovables". Además, ha apuntado que el resto de centrales nucleares podrán seguir funcionando hasta agotar su vida útil.

En una entrevista en Radio Nacional de España, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha dicho que se trata de "una solución desde la responsabilidad, desde lo que dice nuestro programa electoral" y teniendo en cuenta el desarrollo de la zona. El jefe del Ejecutivo ha vaticinado que tal decisión será "criticada desde ambos lados". Zapatero ha recordado que Garoña "produce un 50% más de residuos nucleares que el resto de centrales de España" y ha insistido en que es "una central antigua, diseñada con una tecnología de hace décadas" y que sólo produce el "1% de nuestra electricidad".