Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Alerta sanitaria

Un juez investiga la muerte de Ryan a la espera de la autopsia

Familiares velan al bebé en una mezquita antes de su traslado a Marruecos para su entierro en un avión fletado por Mohamed VI.- Los enfermeros piden conocer todos los detalles de la negligencia.- Aguirre exige una investigación a fondo

El juzgado de instrucción número 53 de Madrid ha abierto diligencias previas tras el fallecimiento de Ryan este lunes en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid debido a una negligencia médica, a la espera de que el Instituto Anatómico Forense remita el informe sobre las causas de la muerte tras la autopsia. En el juzgado no consta denuncia alguna por parte de la familia del pequeño, ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Madrid. El padre de Ryan ya comunicó este lunes que no emprenderá acciones legales hasta después del entierro del bebé.

Los forenses han hecho la autopsia al recién nacido durante la mañana de este martes y por la tarde su cuerpo ha sido trasladado al Tanatorio Norte de la ciudad para ser embalsamado y llevado después a la mezquita de la M-30 para ser velado por algunos de sus familiares, entre los que estaban su padre, Mohamed, la abuela materna y el tío que este lunes, presa del dolor y la indignación, se encaró con la prensa porque no quería ser filmado, informa Jaled Abdelrahim. También han acudido representantes del cuerpo diplomático de Marruecos y de diversas asociaciones marroquíes en España. Tras la oración de la tarde se ha celebrado un breve y emotivo acto funerario ante el pequeño ataúd blanco con el cuerpo de Ryan, al que se han sumado algunas de las personas que habían acudido a la oración de la tarde y otras que se habían acercado a la mezquita en solidaridad con la famlia. La presidenta de la Asociación de Mujeres Marroquíes en España, Nadia Otomani, ha señalado que el jueves por la mañana el cuerpo del bebé será repatriado a Marruecos en un avión militar fletado por el rey Mohamed VI. Una vez allí, Ryan será enterrado junto a su madre en la localidad de Mdiq.

Una de las dos enfermeras apartadas cautelarmente este lunes ha sido reintegrada al servicio, a petición de la inspección sanitaria, informa Elena G. Sevillano. La enfermera que sigue fuera del servicio ha recibido este martes el respaldo de los sindicatos, que piden que se debata sobre la calidad de la sanidad madrileña. En un comunicado, la sección sindical de CC OO del Gregorio Marañón ha relacionado el error fatal con la "política continuada de desregulación, privatización y desmantelamiento de la sanidad pública" en la región. UGT-Madrid ha puesto énfasis en "lo importante que es una buena programación de personal", mientras que el sindicato de enfermería SATSE ha condenado la actuación de la gerencia del hospital, que, "de forma anticipada, acusó a la enfermera sin haber estudiado detalladamente las causas que motivaron la equivocación".

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha afirmado que la muerte de Ryan debe ser investigada "hasta el final" porque tuvo que haber "una serie de fallos en cadena".

El Consejo General de Enfermería de Madrid pedirá al consejero de Sanidad, Juan José Güemes, y a la dirección del Hospital Gregorio Marañón "información adicional" sobre las circunstancias laborales en las que se encontraba la enfermera responsable del error para saber "qué otras circunstancias han facilitado que se haya producido la equivocación". Solicitará "de forma urgente" saber qué tipo de contratación tenía la profesional y si contaba con experiencia previa en otras unidades antes de pasar a Neonatología, un área "altamente especializada", ha precisado a Europa Press Rafael Lletget, director del Gabinete de Estudios del Consejo General de Enfermería de Madrid. Asimismo, pedirá que se le confirme si era o no su primer día de trabajo, ya que, de ser así, "debería haber sido supervisada por una compañera en todo momento e independientemente de otras circunstancias".

La muerte de Ryan es un "asunto penal" que seguirá su cauce en los tribunales, que deberán decidir si ha existido imprudencia grave profesional por muerte u homicidio, ha señalado el fiscal del Tribunal Supremo Manuel Dolz. Dolz, que ha participado este martes en un curso de verano de la Universidad Complutense en El Escorial, ha reconocido que será el juzgado de instrucción correspondiente el que deberá encargarse de aclarar las circunstancias y las responsabilidades en la muerte de Ryan. El hecho de que el fallecido sea un menor "no cambia la situación", ha asegurado Dolz, que ha añadido que es "muy prematuro" concretar la pena, porque dependerá de las pruebas y se desconoce "si la causa terminará en una condena o en un sobreseimiento".