Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

General Motors sube el listón del coche eléctrico

La compañía presenta su nuevo automóvil respetuoso con el medio ambiente, que será capaz de recorrer 100 kilómetros con solo un litro de combustible

Fueron muy pocos los que tuvieron el privilegio de conducir al final de la pasada década en California el que fuera el primer coche eléctrico de General Motors, el mítico EV-1. Era un vehículo silencioso y limpio, que se esperaba marcara el inicio de una nueva era tecnológica en Detroit. De repente, desaparecieron del mapa. Se dice que por la presión de la industria petrolera.

La industria automotriz optó entonces por apostar por la estrategia opuesta, vendiendo verdaderos devoradores de combustible, como el todoterreno Hummer. Y resultó ser la vía equivocada, porque sus clientes querían coches más pequeños y eficientes, como los que fabricaba su rival asiática Toyota. Sin verlo venir, estaban firmando su carta de defunción.

Con la lección aprendida y recién salida de la suspensión de pagos, la nueva GM vuelve a intentarlo 15 años después. El gigante de Detroit quiere demostrar que está a la altura del reto, y sobretodo de los tiempos. Y si cumple lo que dicen sus ingenieros, su Chevy Volt va a marcar tendencia en la industria de la automoción, donde el coche eléctrico se ha convertido en la nueva panacea.

GM ha anunciado este martes que su nuevo coche eléctrico será capaz de recorrer 100 kilómetros con tan solo un litro de combustible, lo que podría poner en un serio aprieto a los coches híbridos como el popular Prius de Toyota, que con la misma cantidad de gasolina es capaz de desplazarse casi 25 kilómetros. Y la diferencia ya se hace abismal con los vehículos tradicionales.

Este rendimiento se consigue gracias a que su principal fuente de energía es una batería. En los primeros 65 kilómetros el coche será totalmente eléctrico. Recorrida esa distancia, un pequeño motor a gasolina entrará en acción para generar electricidad para alimentar la batería en los desplazamientos largos, con un consumo muy similar al del Prius.

El Chevy empezará a comercializarse en EE UU a final de 2010. La declaración de bancarrota de GM el pasado mes de junio hizo temer por el futuro de este ambicioso proyecto, en el que la compañía está trabajando estrechamente desde hace años con la agencia de protección medioambiental para determinar con exactitud el rendimiento de su sistema.

La legendaria marca de coches, que el año pasado cumplió su centenario, no es la única en Detroit que está dando pasos en este sentido. Ford Motor, que está sobreviviendo a la crisis sin ayudas públicas, también está desarrollando un vehículo eléctrico que espera comercializar a lo largo del próximo año, con capacidad para recorrer 160 kilómetros con una sola carga.

Hay también escépticos. Están los que no se creen que el Chevy Volt vaya a ser capaz de cumplir esa promesa de eficiencia que dice GM. Otros miran más hacia el precio del combustible y predicen que, mientras siga a estos niveles "relativamente bajos", los conductores se lo pensarán dos veces antes de comprar un coche que puede costarles fácilmente más de 40.000 dólares.