La OMS desaconseja el uso de la homeopatía para el tratamiento del sida o la malaria

Expertos investigadores subrayan que estas terapias ponen en riesgo la vida de muchos enfermos

MARTA F.-CAPARRÓS Madrid 21 AGO 2009 - 10:16 CET

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha puesto de manifiesto su oposición a utilizar tratamientos homeopáticos para tratar varias enfermedades con un alto índice de mortalidad: el sida, la tuberculosis, la malaria, la gripe común y la diarrea infantil. Y lo ha hecho en respuesta a una carta abierta que en junio un grupo de médicos e investigadores de Reino Unido y África le dirigió para conocer su parecer sobre la eficacia de la homeopatía para prevenir y tratar estas dolencias. Los médicos que redactaron la carta se han puesto en contacto desde ayer mismo con los ministros de sanidad de todos los países para hacer pública y difundir la postura de la OMS. En la carta además les instan a que eviten la utilización de la homeopatía para las enfermedades señaladas.

La carta que ha dado pie a este debate sobre la efectividad de la homeopatía fue redactada por médicos e investigadores- integrantes de The Voice of Young Science, una plataforma que promueve el debate científico -, que trabajan en su mayoría en las zonas rurales más empobrecidas de los países en vías de desarrollo. En el documento explicaban la lucha que libran cada día en busca de tratamientos contra las enfermedades que diezman a la población de estas zonas. Además dejaban clara cual es su postura: el uso de la homeopatía para dolencias graves está poniendo en riesgo muchas vidas. Pasaban a reseñar algunos ejemplos recientes de terapias puestas en marcha por clínicas para tratar las cinco enfermedades. Y por último, le pedían a la OMS que pronunciara su opinión al respecto y lanzase una consigna de actuación.

La respuesta por parte de los expertos de la OMS ha sido unánime: la homeopatía no es efectiva ni para la prevención, ni para la cura del sida, la tuberculosis, la gripe común, la malaria y la diarrea infantil. Joe Martines, director del Departamento de salud infantil de la OMS, apunta que no han encontrado "ninguna prueba de que la homeopatía pueda tener algún beneficio para tratar la diarrea en niños. La homeopatía no se centra en combatir la deshidratación, y esto entra en total contradicción con las bases científicas y con nuestras recomendaciones para tratar la enfermedad". Los expertos en las otras enfermedades, coinciden en devaluar la homeopatía.

Por su parte, jóvenes médicos e investigadores integrantes de The Voice of Young Science, promotores del debate, van más lejos y advierten del peligro que está entrañando la promoción de este tipo de terapias. Según Robert Hagan, investigador biomolecular de la Universidad de St. Andrews (Escocia), "necesitamos que los gobiernos reconozcan el peligro de promocionar la homeopatía. Esperamos que difundiendo la postura de la OMS, conseguiremos apoyar a la gente que está luchando contra estas prácticas, potencialmente desastrosas". Para Juliet Stevens, interna en el Hospital Somerset State en Ciudad del Cabo (Suráfrica), en los países en vía de desarrollo "el coste mínimo de la salud pública es prohibitivo para la mayoría, y esto hace a la población muy vulnerable a las terapias sin fundamento".

Las cosideraciones de los investigadores veteranos que han participado del debate van en la misma línea. "Como médico que tiene experiencia de primera mano de los efectos devastadores de estas infecciones en África, estoy escandalizado de que alguien pueda considerar tratarlas con terapias irracionales, infectivas y no contrastadas. Todas estas enfermedades tienen tratamientos convencionales accesibles, y emplear la homeopatía va contra la ética", apunta Peter Flegg, físico del departamento de enfermedades infecciosas del hospital Victoria.

En España el 24% de la población hace uso de las terapias naturales, entre ellas la homeopatía. De momento no existe regulación sobre una disciplina que ejercen 60.000 profesionales, aunque el Ministerio de Sanidad ha hecho pública recientemente su intención de establecer un código antes de que termine la legislatura, con el objetivo de que se cumplan las condiciones de seguridad.

Enfermedades mortales

Las enfermedades sobre las que la OMS se ha pronunciado causan millones de muertes al año en los países más empobrecidos del mundo. Según datos de la OMS, en 2008 más de dos mil millones de personas contrajeron tuberculosis, y en 2006 murieron por ella 1,7 millones de personas. En 2006 hubo 247 millones casos de malaria, que dejaron en torno a un millón de muertes, la mayoría entre los niños africanos. En 2007, 33 millones de personas estaban infectadas por el virus del sida, y murieron 2 millones bajo sus efectos.

La OMS también apunta que el 16% de las muertes de niños menores de cinco años se debieron a la diarrea en 2004. Y la gripe común causa entre 250.000 y 500.000 muertes cada año.

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana