Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fin de las bolsas de plástico, más cerca

Carrefour las retira y Eroski 'regala' un céntimo por cada una que no se lleve el cliente para reducir el impacto ambiental

Comienza el adiós a las bolsas de plástico, que se acumulan sin objeto en los armarios de cocina, que tardan 400 años en descomponerse y que pueden acabar en el estómago de algún pez o tortuga en el mar. Los supermercados Carrefour y Eroski han sido los primeros en tomar medidas con el fin de erradicar bolsas de plástico de un solo uso. La marca francesa ha anunciado que dejará de dar estas bolsas de un sólo uso en sus centros de la Comunidad de Madrid a partir de hoy, e irá retirándolas de forma progresiva en la totalidad de establecimientos españoles de la cadena hasta final de año como medida para reducir su impacto ambiental.

Por su parte, la estrategia de Eroski es un poco más compleja, aunque tiene el mismo fin. La cadena vasca regalará un céntimo por cada bolsa de plástico que el cliente no coja. Se trata, según ha explicado a esta web una portavoz de la compañía, de un "sistema automático" que se instalará en las cajas y que calculará el número de bolsas que necesitaría el usuario para llevarse a casa su compra. De momento, está en "periodo de pruebas", pero prevén ponerlo en marcha en todos sus locales a partir del 10 de septiembre. Como alternativa, ofrecen al comprador bolsas de rafia, a 50 céntimos la unidad. A diferencia de Carrefour, será la conciencia ecológica del cliente la que decida, ya que seguirá teniendo a su disposición las bolsas de toda la vida.

238 bolsas al año por persona

En Carrefour habrá, en todo caso, una fase de transición. Los supermercados darán gratis al principio bolsas reutilizables, según informa la cadena en un comunicado. Además, los clientes tendrán a su disposición bolsas de rafia, de algodón, biodegradables de fécula, monedero o carritos plegables, entre otros. El objetivo es "concienciar" de forma directa a los clientes sobre la importancia de la "reutilización, el reciclaje y la reducción del consumo de bolsas de plástico de un solo uso". Para ello, la compañía ha impartido a todos los colaboradores del grupo en España 150.000 horas de formación y los empleados con puestos de atención directa al público han recibido cursos específicos para informar a los clientes de este cambio en sus hábitos de compra.

En España, tercer país europeo en consumo de bolsas de plástico de un solo uso, cada habitante recibe al año una media de 238 de estas bolsas, que tardan 400 años en descomponerse y de las cuales solo se recicla el 10%. Mientras, con el uso de bolsas reutilizables, cada persona puede ahorrar a lo largo de su vida más de 18.000 bolsas de un solo uso.

Esta iniciativa se completa con la financiación por parte de Carrefour de proyectos concretos de acción medioambiental y social. La compañía subvencionará iniciativas para la conservación en España de ríos, playas y fauna con organizaciones como SEO/Birdlife, Fapas y Global Nature. Desde el punto de vista social, Carrefour ha suscrito acuerdos con organizaciones como la Federación de Banco de Alimentos y Cruz Roja para la donación de dos millones de comidas al año en 132 ciudades.