Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Ya todo está hecho"

Deja a sus hijos con unos vecinos, mata a su mujer y se quita la vida en Tenerife

Una mujer de 31 años, M.C.L.F., se convirtió ayer en víctima número 40 de la violencia machista en lo que va de año. Agentes de la Guardia Civil la encontraron sin vida, encajada en un arcón que decoraba el dormitorio del matrimonio, en el hogar que habitaba con su presunto asesino en Los Abrigos, en Granadilla de Abona de la isla de Tenerife.

E.K.G, de 37, tocó la puerta de unos vecinos a las ocho de la mañana y les dejó a cargo a sus dos hijos, de 5 y 7 años. Dentro de la ropa que portaban los pequeños encontraron una extraña nota que advertía de que al finalizar el día les dijeran a los menores que sus padres habían fallecido en un accidente. Pocas horas después, el padre hizo una llamada para preguntar a sus vecinos si habían leído la nota y exclamó: "Ya todo está hecho". Alertados por esta actitud, llamaron al teléfono de emergencias, que activó a una patrulla de la Guardia Civil.

Los agentes rastrearon la costa hasta dar con el cuerpo del presunto homicida, despeñado por un acantilado de unos 15 metros. Con una orden judicial accedieron a la vivienda familiar y, tras un profundo registro, encontraron a la madre de los niños, sin vida, encajada en un arcón que decoraba el dormitorio de la pareja. El caso está en manos de la juez de guardia de Granadilla de Abona.

El pasado año murieron a manos de sus parejas o ex parejas un total de 73 mujeres.