Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mitad de las muertes violentas del mundo son suicidios

Las guerras representan sólo un 11% de las víctimas

Cada año mueren en el mundo más de 1,6 millones de personas por actos violentos, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). El 90% ocurren en países de ingresos medios o bajos, pero lo más llamativo es que la mitad son suicidios. Las agresiones representan un 35%, y alrededor de un 11% son por las guerras. Por cada fallecido, "hay docenas de hospitalizaciones, centenares de vistas a urgencias y miles de consultas médicas", afirma la OMS.

Los datos son el prolegómeno de un trabajo para evitar estos actos. La OMS ha centrado las intervenciones en siete aspectos. El primero, es favorecer que se creen relaciones adecuadas entre los niños y sus padres o cuidadores; el segundo, que sean los propios menores los que desarrollen habilidades que les permitan evitar estas situaciones; el tercero, reducir la disponibilidad y el uso nocivo del alcohol; el cuarto, evitar el acceso a armas y pesticidas (que son el veneno más usado en medios rurales): el quinto, promover la igualdad de género; el sexto, cambiar las normas sociales y culturales que amparan la violencia y, el séptimo, reducir la violencia a través de programas de identificación y apoyo a las víctimas.

El informe no da explicaciones de los datos que maneja, pero sí deja la reflexión de que algo grave pasa en las familias y las sociedades cuando las muertes violentas en general, y los suicidios en particular, son la primera causa de defunción entre menores de 45 años en muchos países.