Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una mujer muere estrangulada por su marido en Mallorca

La hija de la pareja, menor de edad, fue quien pidió auxilio.- Su madre le había advertido: "Si tu padre me pega otra vez, avisa a la Guardia Civil"

Una mujer de 35 años, C.G.G., madre de dos hijos menores de edad, murió asesinada la pasada madrugada, al ser estrangulada supuestamente por su marido, George, de 47 años, que fue detenido de inmediato por la Guardia Civil. El crimen ocurrió en la población de Santanyí, al sur de la isla de Mallorca, en la vivienda familiar que el matrimonio, natural de Bulgaria, habitaba desde cinco años atrás.

La mujer no había presentado denuncias por malos tratos ni entre la vecindad había constancia de que en la casa se vivieran escándalos o episodios de violencia. Pero la víctima había advertido a su hija: "Si tu padre me pega otra vez, ves a avisar al cuartelillo de la Guardia Civil". Así lo narró Miquel Vidal, alcalde de Santanyí. Pasadas las cuatro de la madrugada, la hija mayor, de doce años, cruzó el pueblo corriendo para pedir auxilio y alertar a los guardias de que su madre estaba en peligro, que su padre la zarandeaba.

"Los guardias ya no pudieron hacer nada. Fue demasiado tarde, la mujer estaba inerte, sin vida", agregó el edil Vidal. En Santanyí hacía décadas que no se recordaba un caso semejante. La víctima presentaba golpes y signos de violencia. El supuesto criminal quiso buscar una justificación a su acción y declaró a los guardias que su mujer quería acabar con la vida del hijo pequeño, que está a punto de cumplir tres años. Los investigadores hallaron en la casa medicamentos contra la esquizofrenia.

El detenido como presunto asesino había trabajado de jardinero en chalés de la zona residencial turística, contratado por una inmobiliaria alemana radicada en Santanyí y, según uno de sus vecinos, estaba en paro. La pareja había estado de vacaciones veraniegas en Bulgaria y desde hace siete años residían en España, según los datos de la delegación del Gobierno.

La hija mayor de doce años y el niño de dos fueron atendidos por los psicólogos de los servicios de emergencia 112 y han quedado al cuidado de los equipos de menores de los servicios sociales.

La directora del Instituto de la Mujer de Baleares, Lila Thomàs, ha anunciado que el Gobierno regional se personará como acusación en la causa penal contra el supuesto asesino, según un acuerdo del Parlamento balear. "Toda la sociedad debería sentirse implicada en esta lucha". Por su parte, el Lobby de Dones de Mallorca ha convocado una concentración en solidaridad con la víctima. Desde el 16 de septiembre de 2008, cuando fue asesinada una joven de 28 años por su pareja en Marratxí, no se había registrado en Baleares ningún episodio de violencia machista con la muerte de una mujer.