Los clientes de móvil de prepago tendrán seis meses más para identificarse

No podrán llamar ni recibir llamadas a partir del lunes pero recuperarán el número y la línea cuando cumplan con la ley, tras el acuerdo entre Interior y las compañías

RAMÓN MUÑOZ Madrid 7 NOV 2009 - 14:35 CET

El Ministerio de Interior ha decidido al final otorgar un indulto parcial a los propietarios de las tarjetas prepago de móvil -aquellos que no tienen un contrato- que no se identifiquen ante sus compañías antes del lunes como marca la ley. A partir de las cero horas del día 9, las tarjetas quedarán desactivadas y no podrán llamar ni recibir llamadas (salvo las de emergencia 112), pero podrán recuperar su numero de teléfono y su línea si cumplen con su obligación de identificarse en los próximos seis meses.

La decisión se ha tomado tras la reunión que han mantenido esta mañana representantes del Ministerio del Interior con los principales operadores (Telefónica, Vodafone y Orange), con el fin de de solventar la situación de miles de usuarios -las compañías hablan de cuatro millones- que aún no han cumplido con la obligación contenida en la Ley de Conservación de Datos Relativos a las Comunicaciones Electrónicas de octubre de 2007, que dio dos años de plazo a las operadoras para identificar a sus clientes.

Aunque Interior no lo quiera presentar como una cesión, sino como una interpretación generosa del texto de la ley, que habla de "anular" o "desactivar" la tarjeta, lo cierto es que no ha tenido más remedio que plegarse a la petición de las compañías de conceder una moratoria parcial a los usuarios rezagados, en su mayoría jubilados o menores de edad, que no han sabido o podido identificar sus prepagos. En este sentido, Alfredo Pérez Rubalcaba apuntaba que el acuerdo alcanzado es "una solución inteligente que tiene en cuenta los intereses de un sector de la población menos informado, que son las personas mayores y los jóvenes".

La solución alcanzada permitirá también a los usuarios conservar el saldo de sus tarjetas que, en el caso de haberse eliminado la línea, hubieran tenido que reclamar a las compañías con mucha dificultad para recuperarlo, dada la dificultad de las operadoras para atender miles de reclamaciones por escasa cuantía. Se estima que el saldo vivo en las tarjetas de los clientes no identificados puede rondar los 25 millones de euros.

Pese a la medida, tanto Interior como las operadoras recuerdan que es mejor identificarse antes del día 9, para no quedar incomunicado. Por eso, las operadoras han reforzado este fin de semana el personal de sus tiendas y algunas, como Telefónica, tendrán abiertas sus principales tiendas mañana domingo, entre las 12 de la mañana y las ocho de la tarde.

No se espera una nueva campaña publicitaria como la que realizó Interior el pasado mes de marzo ("Identifícate"), para concienciar a los consumidores de la necesidad de identificarse pero las compañías están enviando SMS a los clientes de prepago que aún no lo han hecho. Para llevar a cabo la identificación, los clientes deben acudir a los puntos de venta del operador y aportar el documento nacional de identidad o la tarjeta de identidad de extranjero, mientras que las empresas deben mostrar la tarjeta de identificación fiscal. La ley fue consecuencia de los atentados del 11 de marzo de 2004, en el que los terroristas activaron las bombas con móviles prepago. En España hay 21 millones de clientes de prepago frente a 31 de contrato o pospago.

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana