Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un 'hacker' de 16 años ataca más de 75.000 ordenadores

El joven saboteó una conocida página de seguridad para demostrar su vulnerabilidad

Un chico de 16 años residente en Tenerife ha sido imputado como responsable de un ataque informático masivo a 75.000 ordenadores. El menor controló los terminales, ubicados en varios países, y emprendió un ataque a varias páginas web para demostrar su vulnerabilidad, según ha informado la Guardia Civil, que investiga el caso en el marco de la operación Candelaria. Al chaval se le imputa un delito de Daños en Sistemas Informáticos (DDos). Ya ha sido puesto a disposición de la Fiscalía de Menores de Santa Cruz de Tenerife.

Las pesquisas comenzaron cuando el administrador de la web www.elhacker.net denució que la página había quedado anulada durante varios días tras recibir un incremento masivo de visitas -12 millones en varios minutos-. El dueño de la web sospechó que el aumento tenía el propósito de colapsar el servicio. Es lo que se conoce como ataque DDos (Distributed Denial of Service).

La ironía es que esta página se dedica precisamente a informar sobre la seguridad en las redes. Sus contenidos, colaboradores y administradores de sistemas tienen por objeto contribuir a extender sus conocimientos y experiencias en torno a la seguridad de las redes en distintos ámbitos, tanto particulares como empresariales.

Durante la investigación, realizada desde Barcelona, se descubrió que alguien con el nick N3ptun0 había desarrollado un virus con el que, aprovechando un fallo de seguridad en Internet, conseguía dominar los ordenadores. El pequeño hacker colgaba en youtube un vídeo con una frase atractiva, para conseguir que los internautas se lo descargasen, y una vez que lo hacían su ordenador quedaba infectado. Aparte de la página de seguridad, se ha sabido que el chico había hecho lo mismo en otras webs, sobre todo foros y servidores dedicados al juego San Andreas.

El chico nunca ha recibido formación en este campo y llevaba tres años aprendiendo de forma autodidacta.