Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Dimite un científico acusado de manipular datos sobre el cambio climático

Un ataque informático filtró documentos que presuntamente muestran que se alteró información para exagerar los efectos del calentamiento global

El científico Phil Jones, director de la prestigiosa Unidad de Investigación sobre el Clima (CRU, en inglés) de la Universidad de East Anglia (Reino Unido), ha dimitido tras ser acusado de alterar datos sobre el cambio climático, según informa The New York Times. Los indicios de una supuesta manipulación han comenzado después de que un ataque informático revelara varios mensajes de correo electrónico, documentos e información detallada que al parecer demostrarían que parte de la investigación del centro, una de las mayores instituciones mundiales en la investigación sobre el impacto climático, estaba siendo alterada para exagerar el alcance del cambio climático provocado por el hombre. Jones asegura que los datos son ciertos. Ya se ha abierto una investigación independiente.

El caso comenzó hace unos días. Un ataque informático a uno de los servidores de la universidad robó varios documentos, y entre los que se encuentraba la correspondencia profesional entre destacados científicos especializados en al investigación del clima. Poco después aparecían publicados en varias páginas web que recelan de o niegan el cambio climático. Los administradores de estas webs aseguran que los documentos robados muestran que el centro ha manipulado los datos de sus investigaciones para exagerar la dimensión del cambio climático. Incluso evidenciarían los efuerzos para alejar a los científicos más escépticos de las principales publicaciones científicas.

El científico mantiene que su trabajo es riguroso y que las acusaciones son ridículas. Ha anunciado que deja su puesto como director hasta que se complete la investigación interna de la universidad. Además, la policía de Norfolk investiga el robo de los documentos. "Lo más importante es que la CRU continúe su trabajo, de alcance mundial, con las menores interrupciones y distracciones posibles", ha señalado Jones. "Tras pensarlo mucho, he decidido que la mejor manera de conseguirlo es dimitir del cargo de director mientras se lleva a cabo la investigación independiente".

Al revelarse el robo, algunas de las voces escépticas ya se han lanzado a poner en cuestión los trabajos de décadas que prueban el cambio climático y sus causas. De hecho, de entre los textos robados destacan la palabra trick (que se puede traducir como truco, treta o trampa) en un mensaje de 1999 y una mención de "ocultar la caída". El profesor Jones ya ha respondido que el mensaje es auténtico pero que "se ha sacado de contexto completamente".

Y para probarlo mostró una copia del mensaje en el que se leía: "Acabo de completar el truco Nature de Mike de añadir los tempos reales a cada serie durante los últimos 20 años (por ejemplo, de 1981 en adelante) y desde 1961 en el de Keith para ocultar la caída". A lo que Jones añadió: "Lo primero que hay que decir es que esto se refiere a un diagrama, y no a un estudio científico. Y la palabra "truco" se emplea aquí de manera coloquial para indicar un modo hábil de proceder. Es ridículo sugerir que se refiere a algo reprobable".