Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sancionado el director de instituto que colgó una foto de Font de Mora cabeza abajo

La Generalitat valenciana impone al responsable del centro de Monforte del Cid 20 días sin empleo ni sueldo por la protesta contra Ciudadanía en inglés

La Consejería de Educación de la Generalitat Valenciana ha notificado por escrito una sanción de 20 días sin empleo ni sueldo para el director del IES Las Norias (Monforte del Cid, en Alicante) por permitir en noviembre de 2008 que se colocara una foto del consejero Alejandro Font de Mora cabeza abajo con la leyenda en inglés de "unwelcome person" (persona non grata). La acción de protesta, inspirada en el cuadro de Felipe V del Museu de l'Almodí de Xàtiva (colgado así por el daño que le hizo a la ciudad en la Guerra de Sucesión), fue apoyada por la mayoría del claustro de profesores como rechazo a la imposición de la consejería de impartir obligatoriamente las clases de Educación para la Ciudadanía en inglés.

La inspección educativa abrió un expediente al director del IES, José Luis Santiago, por tres faltas graves: por permitir que se colocara la foto; que el asunto se publicara en la prensa, y por negarse a retirar la imagen, tal y como había exigido la consejería que dirige Font de Mora. Ahora, el afectado tiene un plazo de diez días, desde el pasado lunes, para recurrir la sanción antes de que sea declarada firme.

El director afectado, José Luis Santiago, ha explicado esta mañana que va recurrir la sanción y se ha lamentado de que la inspección educativa pretenda abrir otro expediente para conseguir que se revoque su nombramiento. "Quieren quitarme de en medio sea como sea", sostiene Santiago. "Pero yo soy una pieza, la sanción es para mí, pero el mensaje es claro para el resto de funcionarios y directores: cuidado con lo que se hace o se permite hacer", ha añadido.

El docente tilda de "barbaridad" esta propuesta de sanción: "Aunque fuera un solo día, estoy indignado. Consideran, en un país democrático, que por el hecho de ser funcionarios no podemos opinar y manifestar nuestro malestar".

Las reacciones y muestras de apoyo han llegado de inmediato. El Sindicat de Treballadors de l'Ensenyament del País Valencià ha mostrado su "rechazo más rotundo" a la sanción y ha mostrado su total "solidaridad" con el director, al tiempo que exige que el expediente sea archivado. El sindicato entiende que se trata de "un claro ejemplo de atentado contra la libertad de expresión, y una medida de presión y control a las direcciones y gestión democrática de los centros educativos". También las plataformas en defensa de la enseñanza pública, reunidas hoy en Elche, han manifestado su rechazo a la sanción y la han calificado de "acoso laboral y ataque a la libertad de expresión". Y la diputada de Iniciativa en las Cortes valencianas Mireia Mollà ha calificado la sanción como "venganza" hacia aquellos que "muestran públicamente su rechazo a la política en materia de enseñanza que está realizando el gobierno del PP".

Por su parte, el consejero Font de Mora ha afirmado que el expediente abierto al director del instituto garantiza "todos los procedimientos para poder articular" su defensa. En ese sentido, Font de Mora ha señalado que se trata de una propuesta de sanción de la Inspección educativa a la que el afectado todavía puede alegar antes de que el expediente llegue a la mesa del consejero.