Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Papa expresa "rabia y vergüenza" por los casos de pederastia en Irlanda

Benedicto XVI afirma que "los responsables pagarán" por sus actos

El Papa siente "rabia y vergüenza" y está "angustiado y devastado" por los casos de pederastia en la Iglesia irlandesa durante varias décadas, ha dicho este viernes su portavoz, Federico Lombardi, en Roma tras la reunión celebrada en el Vaticano entre Benedicto XVI y la cúpula católica irlandesa.

Se trata de "crímenes odiosos", ha asegurado Benedicto XVI al escuchar el relato de los obispos y conocer los detalles del Informe Ryan . Luego, ha prometido que "todos los responsables pagarán" por sus delitos.

El Papa quiere escribir "en breve", ha contado Lombardi, una carta pastoral a los fieles irlandeses en la que dará "indicaciones claras sobre las medidas a tomar para responder a esta situación dramática".

El Informe Ryan, encargado por el Gobierno irlandés en 2000 a una comisión independiente, probó que durante décadas decenas de exponentes del clero abusaron de miles de niños ante la pasividad y el silencio de sus responsables eclesiásticos, que trataron de tapar el escándalo.

La comisión, coordinada por el juez Sean Ryan, entrevistó a unas 2.500 víctimas que contaron hechos sucedidos en un arco de 50 años, desde 1930 a los años ochenta. Tras investigar más de cien instituciones gestionadas por religiosos, el informe de la Child Abuse Comission estableció que los abusos en los centros católicos dedicados a alumnos masculinos eran "endémicos". La cúpula del arzobispado de Dublín fue acusada de intentar echar tierra sobre el asunto.

"La Santa Sede se toma muy en serio los argumentos del Informe Ryan, incluidos los que hacen referencia a los pastores de las Iglesias locales que tienen la última responsabilidad en el cuidado pastoral de los niños", se lee en el comunicado de la sala de prensa vaticana, leído y aprobado por el Papa.

En el encuentro de este viernes han participado el primado de la Iglesia irlandesa, el cardenal Sean Brady; el arzobispo de Dublín, Diarmuid Matin, y algunos exponentes de la Curia, entre ellos los prefectos Claudio Hummes (Congregación del Clero), Givanni Battista Re (Obispos) y William Levada (Doctrina de la Fe).